sábado, 29 de junio de 2013

On sábado, junio 29, 2013 by MARÍA SERRALBA in    4 comentarios
Al parecer la localidad de Valdepeñas es cuna de poetas, muestra de ello es esta creación de una nueva amiga de nuestro micro espacio. Mª Jesús Rosales Palencia, una enfermera que en sus ratos libres hace poesías tan bellas y sentidas como la que hoy nos ofrece. Os invito a que la leáis y le transmitáis vuestra sincera opinión.

Cuadro: MUJER DESNUDA-Diego Fernando Céspedes (Colombia)
Poema: PORQUE TE ECHO DE MENOS - Mª Jesús Rosales Palencia (Valdepeñas)

Cuando llega la noche y en la cama me tenso,
cuando el cielo preñado aparece infinito,
sus destellos azules son el eco de un grito
porque te echo de menos y el dolor es intenso.

Porque te echo de menos cuando sola te pienso,
se revuelve la sangre de este cuerpo que habito,
al sentir que me faltas tu calor necesito,
porque te echo de menos, soy un ser indefenso.

Con el verde en los ojos mi pasión te saluda,
ante ti todo es nuevo, primavera incipiente,
la promesa se cumple y te espero desnuda.

Porque te echo de menos, mi deseo es urgente,
primavera que emerge, estación que se muda.
Porque te echo de menos, hoy me siento impaciente.

viernes, 28 de junio de 2013

On viernes, junio 28, 2013 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios


Fotos: Pedro Lencina Fuentes



El pasado jueves 27 de Junio de 2013 a las 19:30h. tuvo lugar en la ciudad de Alicante, concretamente en el Real Liceo Casino, la presentación a nivel nacional de PLACEM, la Plataforma Cultural Europea Mediterránea. 

JOSÉ ABELLÁN
MARÍA SERRALBA

PACO CARRIÓN
PEDRO LENCINA








    
A dicho acto acudieron artistas de todos los ámbitos, que pudieron escuchar de mano de algunos de los afiliados -Paco Carrión, Pedro Lencina, José Abellán, yo y Ana Arana-, los objetivos de dicha plataforma.
ANA ARANA
El broche de oro lo puso la esposa del Embajador de Qatar en Perú, Dª. Mª Teresa Albader, quien expresó su entusiasmo y futuro apoyo a nuestra labor, y recalcó la importancia que tiene en toda comunidad, el promover la cultura para que sus individuos tengan plena libertad y conocimiento a la hora de elegir.

Dª Mª TERESA ALBADER
El acto finalizó con la degustación de un ágape servido al público asistente, momento que fue aprovechado por todos para aunar lazos y compartir experiencias artísticas.
Con Paco Carrión, Maribel Sansano, Ana Arana y Mª Teresa Albader



Con CHUS SÁNCHEZ, una genial escritora
Tres mujeres y una misma misión
Un grupo muy bien avenido

 

Con Maribel Sansano y Miriam Álvarez (Amasve)
RELACIÓN ASISTENTES
(algunos de los que recuerdo, aunque estoy segura que faltan muchos más)
Dª. Mª TERESA ALBADER - Esposa embajador de Qatar en Perú
ANA ARANA- Presidenta de PLACEM
PEDRO LENCINA - Vicepresidente de PLACEM
PACO CARRIÓN - Colab. PLACEM y Secretario Asoc. Libreros y Papeleros Prov. Alicante
JOSÉ ABELLÁN - Colab. PLACEM y Co-director proyecto TROPOS
MARÍA SERRALBA - Colab. PLACEM y Escritora/poeta
GRUPO AMASVE - Miriam Álvarez y José Mª Pachón
CLUB LECTURA "EL LIBRO DURMIENTE" - Begoña Benito
VIOLETA GAMBÍN - Escritora
AUGUSTA SANTANA
CHUS SANCHEZ - Escritora
MAMEN LÓPEZ PAYÁ - Actriz
ANDRÉS FLORES ROS - Actor
ROCÍO ESPINOSA - Poetisa
ANA ANTUR - Poetisa
FELIX AMADOR - Bailarín
JUAN ANTº. URBANO CARDONA - Escritor/poeta
MARIBEL SANSANO - Escritora/poeta/pintora
PACO SEMPERE
GERARDO DE LA MATA
JESÚS CORONADO
*
*
y un laaaaargo etc. que iré incluyendo.

IMPORTANTE: Si alguno de los que estuvo lee este post y no está en la relación, le rogaría me indicar su nombre y en calidad de qué asistió al evento para incluirlo en la lista. Gracias.

Enlace video presentación PLACEM 


El aforo de la Biblioteca del Real Casino Liceo de Alicante estaba lleno


On viernes, junio 28, 2013 by MARÍA SERRALBA in    2 comentarios
Desde la localidad de Valdepeñas en la provincia de Ciudad Real (España), nos llega este hermoso poema de la mano de Agustín Sánchez Ramos, otro amante de la poesía que está volcado a la potenciación de este género. Os invito a que la leáis y que deis vuestra opinión al respecto.

 


LA CUNA - Agustín Sánchez
Se ha roto en las orillas el precinto;
el mar toca las tierras y se ensancha,
los valles cubre, cordilleras plancha
y el cielo de la tierra no es distinto.

Despeñaperros cede por instinto
y las viñas al verlo de avalancha
se levantan y corren por la Mancha
dejando en el viñedo el mosto tinto.

Hace el agua entre olas una cuna,
se para y recostándose se frena,
llegando la marea en medialuna
bajo el arrullo de la luna llena
Tendiendo en Valdepeñas su laguna
viene el mar a mecer a mi sirena.



Regresa el mar de vuelta hasta su orilla
y va dejando polvoriento el suelo.
La Mancha entera grita el desconsuelo
que escuchan por los campos de Castilla.

Despeñaperros abre la trampilla
y pone chorreando todo el cielo.
Las viñas ya retornan al majuelo
contentas con el mosto en su semilla.

Dejó sin avisarme su palacio,
cambió mi hogar por mares más profundos.
Serán sus horizontes otros mundos.
Serás amor, distancia en el espacio.

Se fue por la señal de luna llena,
nadando entre las olas mi Sirena.

 

jueves, 20 de junio de 2013

On jueves, junio 20, 2013 by MARÍA SERRALBA in
Siempre hay una primera vez para todo, y en este caso también para el ámbito cultural. Permitid que os presente un nuevo proyecto que hace unos días ponía en mi conocimiento nuestra buena amiga ANA ARANA, y que creo que bien merece la pena apoyar, se trata de PLACEM, la Plataforma Cultural Europea Mediterránea, a la cual estoy orgullosa de pertenecer.
 
El próximo día 27 de Junio, tras la "cremá" y el olor a pólvora que dejará la festividad de Les Fogueres de Sant Joan en la ciudad de Alicante, otra "mascletá", en este caso cultural, también dejará su impronta de la mano de profesionales, artistas y personas volcadas por completo al mundo de la cultura entre los que podremos encontrar escritores, poetas, pintores, músicos, cineastas, fotógrafos, amantes de los medios de comunicación y un laaargo etc., pero todos ellos con un mismo denominador común, la pasión por el ARTE y la CULTURA; y un mismo objetivo, DIVULGAR y PROMOCIONAR ambas, allá donde les sea permitido.
 
 
Sirva este post pues, para haceros partícipes del nacimiento de algo que estoy segura, dará mucho de qué hablar de ahora en adelante, PLACEM, un nuevo concepto de ESCAPARATE CULTURAL.
 
logoPLACEMPLATAFORMA CULTURAL
EUROPEA MEDITERRÁNEA
 
Con sedes en España, Francia, Andorra y Reino Unido.

Central:
Avda. Costa Blanca,19
(Esq.Palangre y Curricán)
03540 Alicante - España
Telf: 00 34 965 043 170
Móvil: 00 34 656 30 82 23 - 00 34 649 66 33 88
Mail: info@placem.org
 
Con antenas en:
Reino Unido, Gales, Cardiff: 00 44 7460 461 076
Francia, Paris: 00 33 147 832 656
Andorra, Encamp: 00 376 833 575

    miércoles, 19 de junio de 2013

    On miércoles, junio 19, 2013 by MARÍA SERRALBA in
    No sé vosotros, pero a mí, siempre me ha intrigado el saber, ¿cuantas historias guarda un escritorio?


    La mayoría de ellos, como en las películas de época, aguardaban a que alguna damisela envuelta en tules y lazos, se dispusiera emocionada a escribir a su bien amado una bella carta desgarradora de amor, pero también los hay que han recibido sobre su rugosa superficie, la suave caricia de la pluma ágil de algún insigne personaje de la Historia, y los que son considerados como verdaderos artículos de decoración a la espera de volver a cumplir su fiel cometido.

    De todos ellos y con vuestra ayuda, iré contando sus historias anónimas o célebres y sobre todo, desvelando sus secretos.


    ¿Quieres ser tu el primero en contarnos lo que escribiste sobre tu escritorio?...


    ****************************************
    COLABORADORES
    On miércoles, junio 19, 2013 by MARÍA SERRALBA in

    <Las librerías son esos rinconcitos anónimos, donde la palabra, como los niños pequeños, se abandona gozosa balanceando sus comas, puntos y paréntesis en los anaqueles polvorientos de sus estanterías, hasta ser capturada por las manos de algún inquieto lector>. (María Serralba)

    Estimados amigos:

    Estoy haciendo un recopilatorio de aquellos lugares donde existen librerías con encanto. Si sabéis de la existencia de alguna de ella, cercana o lejana a vuestra localidad, por favor hacerme llegar su dirección, correo electrónico, persona de contacto o cualquier otro dato que consideréis importante, inclusive alguna recomendación de su propietario.

    La información que me vaya llegando a mi correo, la colgaré periódicamente en el apartado LIBRERÍAS CON ENCANTO con vuestras palabras de presentación y vuestras descripciones, o las peculiaridades que, según vosotros, encierran en su interior dichos lugares que les hace ser tan especiales.

    Esperando vuestras noticias, hasta entonces, recibir un afectuoso saludo.

    María Serralba

    martes, 18 de junio de 2013

    On martes, junio 18, 2013 by MARÍA SERRALBA in , ,    Sin comentarios
    Cada día me sorprende más, con qué facilidad las mujeres de hoy en día nos adaptamos a las nuevas tecnologías, dejando relegadas al olvido tareas muy dignas que antaño, nuestras madres, abuelas, e incluso, nosotras mismas, realizábamos en el hogar, como por ejemplo, el hacer la fregaza de la vajilla y la cristalería. Que... ¿porqué he sacado este tema a relucir?, pues muy simple, por que llevo dos días con el lavavajillas estropeado y me da la sensación, como si de repente se hubiese paralizado el mundo.
    ¡Pero bueno, habrase visto semejante desfachatez por mi parte!
    Como un flash, ha venido a mi mente imágenes entrañables de un pasado no tan lejano, cuando ayudaba a mi madre con la colada, ya que no teníamos lavadora, y estrujábamos con los puños la ropa para extraer de ella el exceso de agua, ahora llamado "centrifugado"; o con mi abuela, en la limpieza de la vajilla cuando nos invitaba a toda la familia a comer el Día de Navidad, y os puedo asegurar que a ninguna de ellas se le caía ningún anillo al realizar dichas tareas, ¿por qué?, pues por que las hacían con AMOR. Ahora, sin embargo, cuando tenemos tres platos y dos vasos, ya estamos poniendo a toda prisa el lavavajillas en marcha para que no se nos acumule el trabajo...
    Pero... ¿a dónde hemos ido a parar?
    "Menos Blackberrys, tablets y manicuras francesas, y más, arrimar el hombro", diría mi padre, y tiene toda la razón; las mujeres de hoy en día estamos perdiendo la esencia de nuestros orígenes, de las charlas mientras remendábamos los calcetines de los maridos y los hijos; o compartíamos las recetas con las vecinas, ahora, internet y otros artilugios de última generación nos han hechos "divinas", casi como "reinas", aunque en el pack no venía incluido ningún reino.
    Perdonad, pero creo que me he dejado llevar por la nostalgia del olor de lavanda en la ropa de armarios pulcramente ordenados, y de anécdotas de otros tiempos que nos hacían la vida, casi, de color de rosa. Ahora, si me disculpáis, me voy corriendo a ver si consigo que alguien me repare el maldito lavavajillas, o estoy perdida... ¡ja, ja, ja!
    On martes, junio 18, 2013 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios
    COMO LA SEDA

    Me sentí deslizarme entre tus manos como lienzo ajado y mal tejido,
    para luego recobrar mi oculto encanto,
    con los hilos invisibles de tu dedos y el tinte purpúreo de tus labios.

    Y de seda convertiste la textura de este cuerpo que hambriento de caricias,
    se ofreció, sin temor, a ser amado,
    con la fuerza dura y tosca de la vida y la plegaria sincera de un ahorcado.

    Tersa y frágil, cual patina que refleja el tenue suspiro de la luna, 
    me ceñí con sosiego a tu cintura y pedí anhelante a esos labios,
    que besaran mi rostro con ternura.

    Con el suave vaivén de tus palabras nuestras almas borrachas de pasión,
    surcaron con ímpetu los cielos,
    cuan bellas y felices golondrinas a la espera del cantar del ruiseñor.

    Este juego donde ambos nos perdimos marcaría el final de algo tan bello,
    cambiando tus caricias por mis llantos,
    me convertí en otoño, lánguido y tardío en lugar de verano acalorado.

    Con mis sueños de mujer enamorada encerrados en la jaula del destierro,
    oculté a cal y canto mi esperanza de despertar, junto a ti, una mañana,
    acariciando tus sienes con mis dedos.

    Y sentí que la seda de mi piel se tornaba vieja, tosca y amarilla,
    mendigando tras la sombra de su ser,
    las migajas de un amor enloquecido que la hiciera de nuevo florecer.

    ©María Serralba

    lunes, 17 de junio de 2013

    On lunes, junio 17, 2013 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios
    Siguiendo en la tónica de ofreceros un fotograma de mi día a día, hoy os voy a contar la historia de TROSKI.
    TROSKI es un perrito lanudo de tres años, de raza Yorkshire y mezcla de alguna más que debe saber su madre, pero nadie más. Su pelaje -blanquecino y algodonado-, le da un aspecto de un corderito más que de un perro y si eso fuera poco, lo refuerza su carita de muñeco, pero hasta ahí llegamos con lo de, "qué monada de perrito", ya que TROSKI, con una estatura que no levanta más que un palmo del suelo y dos de largo, hasta hace dos semanas era un verdadero tigre de Bengala -dicho por su amo-, un animalito anti-social, con muy malas pulgas y un marcador de territorio nato -ya me entendéis-, así que su dueño nunca quería sacarlo de paseo por el jaleo que armaba.
    En el caso de Vinni -mi perro-, a pesar de su tamaño -un palmo del suelo y otros dos de largo- siempre va en contra de lo racional, es decir, que menos con perritos de su estatura, suele relacionarse con perros muuuuucho mayores que él, digamos que su ranking abarca desde pastores alemanes, huskies, hasta San Bernardos; como veis, es un intrépido de narices, pero lo cierto es que se lleva genial con ellos, a pesar de que cada vez que le veo jugar con esos gigantes, y tumbarse en el suelo cuando alguno le empuja con su pezuña, se me haga un nudo en la garganta y otro en el estómago y no hago más que pensar que, en cuestión de segundos, tendré que salir de allí con un picadillo de perro atado a una correa. Pero menos mal que de ahí no pasan a mayores, pues bien, centrándonos en TROSKI, como ya os he dicho, hasta hace una semana el jugar con Vinni hubiese sido materialmente imposible porque literalmente, se lo hubiese comido, y eso que son del mismo tamaño.
    El que tiene mascotas sabe de lo que le hablo. Para uno, la suya siempre es bueniiiisima, y en el caso de dueños de perros, lo habitual cuando ves otro en tu camino, es tantear primero al "amigo" y luego, intentar un precavido acercamiento para ver la reacción de este, mientras los dueños formulan algunas preguntas, saludos, etc.. Os aconsejo NO fiarse nunca del típico comentario: ¡Tranquila, que no hace nada!, porque yo viví esa experiencia en primera persona, y en cuestión de segundos, Vinni y yo, nos vimos "arropados" por un Dogo, quien nos regaló un generoso saludo plantándose ante nosotros cual alto era, para terminar dándome un lametón en mi cara que de poco, me borra el maquillaje de todo un mes, y hasta que descubrí que el ¡tranquila, que no hace nada! era de verdad, ni os cuento como temblaba mi cuerpo, aunque está claro que siempre hay excepciones.
    El temido encuentro con TROSKI no ha sido igual, más bien éste, ha pasado olímpicamente de nosotros. Su dueño, apenado, me ha narrado su historia. Al parecer lo rescató de un contenedor de basura junto a sus 4 hermanas. Él era el más pequeñito de todos, de hecho, cuando los recogió, gestionó que alguien los adoptara y las primeras en encontrar dueño fueron las hembras, mientras que a TROSKI, nadie lo quería por su aspecto enclenque, y el hombre, ya tenían una perra adulta y no querían más perros en casa.
    "Me dio tanta pena que nadie lo quisiera...", me ha dicho el hombre, pero al fin encontré a una persona, aunque el mismo día que se lo iba a entregar noté algo aquí dentro -me ha señalado en la parte del corazón-, así que le dije a la chica que no, que yo me lo quedaría y ya lo ve, que bonito es, ¿verdad?, y si lo ve con mi perra, eso era digno de ver lo bien que se llevaban, parecían madre e hijo de verdad, pero ahora no sé que le pasa. Dicen que los animales son solo eso, animales, y que no sienten como las personas, pero TROSKI, desde que perdió a su madre adoptiva, no es el mismo, ha cambiado tanto que incluso echamos de menos sus ladridos insoportables y sus arrebatos de nervios durante los cuales, solía romper la bolsa de basura de la cocina, ahora, mírelo usted misma, parece como si no fuese él, incluso se ha hecho sociable y aguanta todas las cosas que le hacen los demás perros sin rechistar y, eso, me preocupa; ¿será porque echa de menos a su madre?
    -Yo creo que las personas y los animales no somos tan diferentes en realidad -le he dicho-. Cuando perdemos a un ser querido, parece que algo dentro de nosotros también cambia, quizás sea, que no sepamos con qué llenar ese gran vacío.

    lunes, 10 de junio de 2013

    On lunes, junio 10, 2013 by MARÍA SERRALBA in ,    1 comentario
    Desde que me he hecho urbanita y utilizo los transportes públicos para desplazarme a todos los lugares de mi ciudad, soy más consciente de cómo actúa el ser humado ante algunas situaciones, os voy a poner un ejemplo.

    Me encontraba en la parada del bús, cuando un hombre se me acercó. A mil leguas se notaba que iba bebido, sin embargo, hacía todo lo posible para que nadie se diera cuenta de ello, cosa que resultaba francamente imposible ya que, los vaivenes de sus gestos, y el olor de alcohol y no se qué cosa más, le delataban.
    - ¿Ha pasado ya el autobús? -me preguntó, haciendo referencia a un número de línea que le conduciría hacia el centro de la ciudad.
    -Sí, ahora mismo acaba de pasar -le dije, un poco para ser cortés y en parte, para saber hasta que punto era consciente de qué línea era la que tenía que cojer.
    -Vaya, que mala suerte tengo hoy -se confesó, pegándose repetidos golpes en la cabeza con ambas manos.
    -Tranquilícese, hombre, que yo tambien lo he perdido,pero ahora mismo viene otro de camino, ya lo verá.
    -Pues entonces me da tiempo a encenderme un cigarrito -me dijo, haciendo el amago de abrir una pitillera que llevaba y que, para colmo, estaba completamente vacía-. ¡Ups!, vaya, se me han terminado, pero no importa, en el otro bolsillo llevo más -me dijo con cara pícara.

    A pesar de su estado de embriaguez, el hombre resultaba de lo más simpático. Expresiones como esa, y el intentar a toda costa que su borrachera pasase desapercibida, lo hacía hasta aceptable, ante una sociedad que a la menor de cambio te está dando la espalda, así que siguió allí, tambaleante, mientras esperaba su autobús que curiosmente, también era el mío.

    Nada más subir al vehículo, uno de esos denominados "lanzadera" que acoplan dos autobuses en uno, de repente fui testigo de un fenómeno inusual, el llamado "honda expansiva", me estoy refiriendo a que en aquel habitáculo plagado hasta el techo de pasajeros, repentinamente se formó un espacio vacio alrededor de dicho individuo, dejándolo aislado del resto, incluso de las barras de seguridad donde podía sostener su desequilibrado cuerpo.

    -No estoy mal, se lo aseguro, señorita, bueno, mitad y mitad, sí... ¡ja, ja, ja! -me dijo, mofándose de él mismo y disimulando, ya que a pesar de su estado, también había sido consciente del vacio tan grande que toda aquella gente le había hecho-.Señorita, anoche es que estuve con mis amigotes y además de beber unas cuantas copas, también me he fumado un "porrito", pero cuando baje, le aseguro que ya se me habrá pasado todo -me comunicó.

    Imaginaos como iba el "artista de la cuerda floja" después de dicha confesión. El va y ven de su cuerpo iba haciendo peonza entre las distintas butacas que para más inri estaban ocupadas por gente, por supuesto que a la mínima, le cedían gustosamente su asiento para que él lo ocupase, pero el hombrecillo se negaba en rotundo a ello ya que, según él, NO ESTABA TAN MAL.

    Durante el trayecto, en el cual me tocó de compañero, me informó que, una vez llegado al centro de la ciudad, tendría que hacer trasbordo a otro vehículo por que iba a un centro de salud a recoger unas pruebas, concretamente un tac que le habían hecho semanas antes. Cuando oí eso, lo primero que pensé es que, con aquella "melopea", lo más seguro es que no llegase ni a la vuelta de la esquina, pues de eso nada, menos mal que minutos antes me había dicho donde debía bajar, y qué autobús debía volver a cojer, porque al poco tiempo le oí decirme...
    -Perdone, señorita, que me ponga aquí, cerca de usted, pero que sepa que no la estoy siguiendo, es que usted sabe a donde voy y yo, ya no me acuerdo.

    Y ahora digo yo: y ¿si no llego a escucharle?, y ¿si le hubiese dado la espalda como todos?, a estas horas, ¿dónde estaría el tal Luis?; seguro que todavía estaría dando vueltas por Alicante. ¡Dios!, esto no me podía estar pasando a mí -me dije-, así que ya os podéis imaginar mi apuro, ¿cómo iba a dejarlo allí, sin más, cuando lo único que hacía el resto de personas era mofarse de él cuando los tirones del bus le hacían girar alrededor de una de las barras como si se tratase de una estreeper?, así que acepté mi destino y le acompañé hasta la siguiente parada y de ahí, hasta que le vi tomar el otro autobús, pero antes de subir a él, se despidió de mi muy amablemente, me estrechó la mano, me dijo su nombre, y me deseó un buen día.

    A pesar de todo, aquel hombre sí demostró ser una persona y no, todos los demás, que lo único que hicieron fue reirse del desvalido y ahuecar el ala para no complicarse la vida más de lo necesario, pero... ¿y si les hubiese pasado a ellos? Está claro que hay personas y personas, pero Luis en concreto era de los que se le veía a todas luces que se había excedido un poco, pero nada más, de ahí, a catalogarlo y tratarlo como un alcohólico empedernido, me pareció excesivo. En fin, c´est la vie.

    domingo, 9 de junio de 2013

    On domingo, junio 09, 2013 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios
    Hay que ver como cambia el tiempo las cosas. Hace unos años llevábamos a nuestros niños en cómodas, aunque aparatosas sillitas para bebés, sin embargo, ahora, con tanta modernidad, cada vez son más sofisticadas y ello conlleva doble dificultad para el que las utiliza, sin ir más lejos, hoy mismo he sido testigo de lo que os estoy diciendo.

    Paseaba a Vinni -mi perro-, cuando de repente, he visto como en la acera opuesta, una mujer de edad avanzada -mucho mayor que yo, por si alguno ya lo estaba calculando... ¡ja, ja, ja!-, me pedía ayuda apurada.

    -Oye, por favor, ¿podrías ayudarme?, es que con estos coches tan modernos no me entiendo.
    Os situo la acción: la buena señora iba paseando a su nietecito en una de estas modernas sillas que parece no tener ni ruedas, y al parecer, nadie le había advertido de que antes, se tenía que leer el manual de instrucciones, o bien, darle un somnífero al nieto que era todo un trobellino y no hacía más que intentar arrojarse por encima de la barra protectora.

    Entregada a mi labor de "ayuda en carretera", le he ajustado las correas a la criatura, al menos, para que siguiese unido a la silla hasta que llegara a su casa, y luego, me he centrado en tranquilizar a la apesadumbrada abuela, escuchando sus lamentaciones sobre "las manías" que tenía su nuera de tener una cosa para cada acción.

    -Yo, en mi época -me decía-, cogía un barreño con agua calentita y en mi misma cama, extendía una toalla y bañaba a mi hijo, y nunca, nunca se me escocía y además, olía como una rosa, sin embargo, mi nuera, tanto mueble y tanta cosa, y para qué, para llevar a mi nieto escocido porque la tía marrana se le olvida cambiarle el pañal amenudo.

    En vista de que las confesiones iban subiendo de calibre, opté por hacer oídos sordos y despedirme de la pobre señora, siguiendo con el paseo matinal de mi perro. Situaciones como esta se dan todos los días y cada vez, por desgracia, con más frecuencia. ¿Dónde están aquellos enormes cochecitos que parecían carabanas?, ¿y las madres con titulación?; si no fuese por las abuelas...
     

    domingo, 2 de junio de 2013

    On domingo, junio 02, 2013 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios
    Tras un agotador absentismo literario, al fin he decidido recurrir a las runas vikingas, un poderoso amuleto de origen celta que a personas que viven en varios mundos como yo, siempre nos ha sido de gran ayuda.

    Pidiéndoselas prestadas a Shaljima, mi gurusa del más allá, he formulado un único deseo antes de dejarlas deslizarse sobre el inestable tapiz de mi imaginación y de repente, he visto cómo ante mis propios ojos, una serie de escenas se sucedían. Secuencias de un pasado, de un presente y de un futuro que unidas todas ellas, daban sentido a lo que sería mi próxima creación, una historia enrevesada, con un toque de intriga, de pasión, de envidias, de miedos y sobre todo, llena de giros insospechados hasta tal punto, que realizando la estructura inicial de lo que sería su trama, no he tenido más remedio que adoptar la personalidad de uno de sus personajes y, "desde dentro", ayudar al resto a ir encajando las piezas de este laberíntico puzzle.

    A LA SOMBRA DE TU PIEL tendrá una segunda parte, amigos, ya lo creo, aunque será tambíen una primera.

    Aunque de todos es bien sabido que segundas partes no suelen ser buenas, y partiendo de esa muletilla, os puedo asegurar que no pondré limitaciones a mi esfuerzo por que ésta, sea incluso mejor que la primera, o, al menos, esté a la altura de la misma. ¿Su título?, pues no os lo puedo decir de momento, pero sí avanzar que tendrá un poco del antiguo y otro tanto de nuevo, como las novias que se dejan acompañar al altar por pequeños amuletos de la suerte:

     “Something old, something new, something borrow, something blue and a six pence in her shoe.”

    Algo viejo, como la experiencia vivida con A LA SOMBRA DE TU PIEL, todo un camino de cantos rodados que han ido cincelando mi estilo.
    Algo nuevo, como mis deseos incansables de seguir creando.
    Algo prestado, como el apoyo y la fuerza de todos mis familiares y amigos que han ido suavizando mis deslices literarios.
    Algo azul, como el cielo infinito que me inspira cuando creo haber perdido las esperanzas.
    Y, una moneda en mi zapato, como símbolo del esfuerzo que me ha costado llegar a hacer mi sueño realidad.

    CITAS CÉLEBRES

    "En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia". El Dios del faro ©María Serralba
    "Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino". ©Sigmud Freud