domingo, 23 de abril de 2017

On 15:27:00 by MARIA SERRALBA in , , ,    Sin comentarios
En las fechas que se celebra la festividad de la Semana Santa, me viene a la memoria los días en que yo era pequeña; esos días no tienen comparación.

El Blog de María Serralba - Recuerdo de una Semana SantaAunque me vine de Sevilla con 9 años, en casa, mamá siguió la tradición nuestra. En casa se vivía la Cuaresma; los viernes no se comía carne, la comida era potaje con bacalao y espinacas, y de segundo, tortillas a la francesa.



El Blog de María Serralba - Recuerdo de una Semana SantaLas torrijas, mamá las hacía el Miércoles de Ceniza, y ya no faltaban, además ¡de vino! Como allí, en Sevilla, las procesiones empiezan el Domingo de Ramos, prácticamente se está en la calle todos los días, pero el Jueves Santo no se hacía nada, ni el Viernes Santo. Toda mi familia hacían lo mismo, eran dos días de procesiones y visita al Sagrario para hacer las siete estaciones.

Receta de "Torrijas al vino" y su origen

El Sábado Santo íbamos con unas jarritas a por agua bendita, que se echaba por los rincones de la casa y la bendecíamos. A mí, lo que más me gustaba era el Domingo de Resurrección. A las diez de la mañana todas las campanas de todas las iglesias se volteaban, y toda la capital era un movimiento, y aquel repicar de campanas era una gloria, nos anunciaba que Jesús había resucitado. Ya no es lo mismo ni en Sevilla, todo es nada más que comercio.
El Blog de María Serralba - Recuerdo de una Semana Santa
Siguen algunas cosas que no cambian, como el enfrentamiento de las dos Esperanzas en el puente de Triana, y la recogida de la Macarena, que sigue entrando tarde en la iglesia y multándola. Lo que sí veo en todas estas cosas, es que en cada ciudad, en el más pequeño pueblo, la Semana Santa se vive, en parte, iguales y también con distintos matices, pero en todos aportan alguna cosa singular.

© Relato de Matilde Verdugo (alumna de T.E.C.A. 2017),
adaptado por María Serralba

domingo, 9 de abril de 2017

On 12:16:00 by MARIA SERRALBA in , ,    Sin comentarios
Si eres una de esas personas que sigue las tradiciones a pie juntillas sabrás, que pasados 40 días de los festejos de Carnaval, llega la Semana Santa y con ella, el tiempo de Cuaresma (desde el Miércoles de Ceniza al Jueves Santo), de ahí la frase de: "Pasado el tiempo de don Carnal, llega doña Cuaresma". La riqueza culinaria de España no tiene límites, es por ello, que en las fechas señaladas por la Iglesia Católica y otras religiones como "tiempo de vigilia", es decir, en las que no está permitido comer carne, los cocinillas han de ingeniárselas como sea para satisfacer los estómagos hambrientos y exigentes de sus clientes, y el remedio más socorrido a fin de respetar y perpetuar la tradición les ha forzado a crear un plato natural, económico, sencillo, nutritivo y exquisito, al que denominaron "Potaje de Vigilia", pero... repasemos un poco de dónde procede dicha tradición.

El Blog de María Serralba - Doña Cuaresma y su potaje de Vigilia
Cuando en el siglo II la Iglesia Católica empieza a celebrar el misterio pascual de Cristo, ve conveniente una preparación previa de oración y ayuno. En la Traditio Apostólica (documento del siglo II), se indica que además de ayuno se incluya una noche en vela. En el s. III, la Iglesia de Alejandría considera una semana completa de ayuno. Será en el siglo IV cuando la estructura cuaresmal sea tal y como la conocemos hoy en día, es decir, de 40 días, aunque en Roma, por ser quienes eran, tan solo se hacía tres semanas y de ellas, se excluían los domingos que eran días de festejos y, por consiguiente, de banquetes donde se ofrecían copiosas comidas, quizá para compensar tanto tiempo de ayuno.

La mencionada prohibición de comer productos cárnicos y derivados se remonta a siglos, y es un tipo de penitencia que se hace a fin de reforzar la fe. Los 40 días a los que hace referencia la Biblia son simbólicos, como mucha de la numerología que aparece en ella, de hecho, dicho número aparece en más de cien ocasiones, a continuación os cito algunos de estos episodios:
  • Los 40 días de Jesús en el desierto.
  • Los 40 días y 40 noches que duró el diluvio universal. (Génesis 7, 12)
  • Los 40 años de la marcha de Moises por el desierto con el pueblo de Israel en busca de la tierra prometida.
  • Los 40 días de oración de Moises en el Monte Sinaí antes de recibir las Tablas de la Ley.
  • Los 400 de estancia del pueblo judío en Egipto.
  • Los 40 años de edad de Isaac cuando se casó con Rebeca. (Génesis 25, 20)
  • Los 40 años de edad de Esaú cuando se casó con Judit. (Génesis 26, 34)
  • Los 40 días que los 12 espías de Israel exploraron la tierra de Canaán.
  • El límite de 40 azotes a los que cometían algún exceso.
  • Los 40 días en los que Goliat desafió a los israelitas, hasta ser vencido por David.
  • Jesús fue presentado en el templo a los 40 días de nacer, tal como mandaba la ley.
Pues bien, volvamos a los fogones, pongámonos el delantal y ¡a cocinar!

RECETA DEL POTAJE DE VIGILIA
(4 personas)
INGREDIENTES:
El Blog de María Serralba - Doña Cuaresma y su potaje de Vigilia
Foto: María Serralba
300 gr. Garbanzos (secos o 2 botes hervidos)
500 gr. Espinacas ó acelgas (frescas o 2 botes cocidas)
300 gr. Bacalao desalado de molla
2 cebollas medianas
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
4 huevos (1 por comensal)
1 cucharada sopera de Pimentón (1/2 dulce y 1/2 picante)
1 cucharada sopera de harina
100 ml. Aceite de oliva virgen extra
Sal
Bicarbonato

PREPARACIÓN PREVIA:
Garbanzos secos: colocarlos en remojo con agua templada, un puñado de sal y una cucharadita de bicarbonato para que se ablanden y aumenten de volumen (sobre unas 12 horas). Escurrir pasado ese tiempo y revisar que no contenga ninguna piedra, que a veces las hay. Reservar para el momento de la elaboración.

Garbanzos cocidos: Usar en caso de tener prisa. Ya están hervidos y con dos botes grandes será suficiente. Acordaros de enjuagarlos bien bajo el grifo para eliminar cualquier resto de gelatina de conservación. Escurrir y acordarse de añadirlos casi al final del tiempo de cocción para que cojan sabor, pero ojo con el tiempo, que no se deshagan.

El Blog de María Serralba - Doña Cuaresma y su potaje de Vigilia¡COMENZAMOS!

Cocción de los garbanzos:
En una cazuela con agua hirviendo, poner los garbanzos, una cebolla cortada en cruz (para que bendiga el potaje), 2 dientes de ajo y la hoja de laurel, añadir un puñado de sal. Cocer 90 minutos a fuego lento.

Sofrito:
En aceite caliente sofreír un ajo y una cebolla muy picados y cuando doren, verter el pimentón y la harina y mezclar para que espese. Añadir un puñadito de sal. Retirar del fuego.

Para hacer las bolitas:
- 2 huevos
- 75 grs. Pan rallado
- 1 cucharada de perejil muy picado
- 1 diente de ajo muy picado
- Pizca de sal

En una sartén poner aceite a calentar, mientras, en un bol, batimos los huevos, añadimos el ajo, el perejil y la sal, y espesamos con el pan rallado hasta poder formar bolitas del tamaño de una pelota de golf, una por comensal (también puedes usar pan rallado especiado con ajo y perejil). Freír en la sartén y reservar hasta que tengamos el resto de ingredientes dentro de la cazuela.

Elaboración:
En la cazuela donde están los garbanzos, añadimos las espinacas lavadas y escurridas, el sofrito y el bacalao desmigado. Añadimos las bolitas fritas y dejamos cocer de 15 a 20 minutos. Antes de servir, rompemos 4 huevos y dejamos que las claras y las yemas se cuajen antes de servir.

Emplatar las raciones del guiso decorándolas con el huevo y las bolitas.

Ya me contaréis qué tal os ha salido.
On 11:52:00 by MARIA SERRALBA in , , ,    Sin comentarios
La economía de un hogar se puede optimizar al máximo si el ama de casa sabe emplear adecuadamente los recursos que tiene a su alcance, un ejemplo básico lo tenemos en el pan. Suele endurecerse y muchos lo tiramos. Sin embargo, hay recetas buenísimas en las que se emplea como ingrediente principal este elemento, me refiero a las "Torrijas de vino semanasanteras". Consejo: cuando decidáis comer torrijas, olvidaros por un tiempo de pesaros, si no queréis caer en la depresión... ¡jajaja!

TORRIJAS DE VINO SEMANASANTERAS
(para 8 personas aprox.)
torrijas caserasEl Blog de María Serralba - ¿Seguir la dieta o a la torrija?
www.comohacertorrijas.com
Ingredientes:

  • Para la infusión y el almíbar de vino:
750 ml de vino tinto.
400 ml de agua.
300 gr de azúcar.
1 rama de canela.
1 piel de naranja.
200 gr de azúcar extra para cocinar el almíbar final.

  • Para ablandar las torrijas:
1 barra de pan duro, semiduro o especial para torrijas.
3 huevos.
1/2 cucharada sopera de azúcar.
1 pizca de sal.

  • Para freír las torrijas:
Aceite de girasol, 1 rama de canela y la piel de limón.

  • Para terminar las torrijas:
Mezclar en un recipiente azúcar blanca y canela para rebozar las torrijas una vez frita.

PONGÁMONOS MANOS A LA... TORRIJA


Infusión: Se recomienda hacerla un día antes.

Verter en un cazo mediano y poner a fuego medio durante 4-5 min. los siguientes ingredientes:

- 750 ml de vino
- 400 ml de agua
- la piel de la naranja
- 300 g de azúcar
- la rama de canela.

Pasado dicho tiempo tapar y dejar que repose unas 8 horas. Al día siguiente quitar la canela y la piel de naranja de la infusión. Reservar.

EJECUCIÓN:
  1. Cortar el pan en rebanadas de dos dedos de grosor aproximadamente. Reservamos.
  2. En un bol, añadimos unos cuantos cazos de la infusión de vino.
  3. En otro bol batimos los huevos y mezclamos con 1/2 cucharada sopera de azúcar blanca y una pizca de sal.
  4. Pasar cada rebanada, por ambas partes, primero por el bol de vino y luego por el de huevo. Escurrir para que no gotee.
Para freír las torrijas:
  1. En una sartén de tamaño grande añade abundante aceite (preferiblemente de girasol), la piel de un limón y una rama de canela y poner a fuego medio. Quitar la rama del limón y la canela cuando este caliente (se puede añadir unos palillos o más tiras de piel de limón con el fin de que el aceite no se haga negro).
  2. Introducir en el aceite las rebanadas de pan empapadas y escurridas. No echar muchas al mismo tiempo para que el aceite mantenga la misma temperatura. Dorar por ambos lados. Sacar y dejar sobre papel secante (servilletas o papel de cocina) para eliminar el exceso de aceite.
  3. Empapar por ambos lados sobre la mezcla de azúcar y canela.
Recomendaciones:
El Blog de María Serralba - ¿Seguir la dieta o a la torrija?
Foto: www.casafermin.com
Conservar en un recipiente tapado con una bolsa de plástico a fin de preservar la humedad. A la hora de servir, se puede añadir por encima un chorrito de la infusión de vino a la que hemos añadido 200 gr. más de azucar y puesto a fuego medio hasta reducir, o bien, un chorrito de miel.

La combinación perfecta sería acompañarlas con una bola de mantecado y sobre esta, verter el almibar de vino, pero eso, ya os lo dejo a vuestra elección.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein