domingo, 13 de julio de 2014

On 12:30:00 by MARIA SERRALBA in ,    Sin comentarios
Yo y mis historias urbanas... y tenéis toda la razón, pero es que a veces te encuentras ante situaciones que te superan, por ejemplo la que viví el otro día con una amiga, os explico.

El Blog de María Serralba-Un WashApp que planchaEsta amiga, muy buena persona por cierto, tiene un concepto de la vida un tanto peculiar. Como ama de casa en exclusividad, dentro de sus labores está la de cocinar, realizar las tareas de limpieza y con "MEditación" y que conste que no he dicho "DEdicación -y ahora veréis por qué enfatizo esas palabra-, la de planchar. Pues bien, hace unos días nos WhatsAppeábamos quejándonos, como buenas "maris", de lo absurda que resulta la vida para las amas de casa que SOLO, tienen como única preocupación atender a sus familias, mantener los 90 mts. cuadrados de su casa -quién no tenga más- en condiciones decentes, la despensa llena y una mente Master Cheff que tenga perfectamente programada todas las comidas del día, de la semana y si me apuras mucho, hasta las del mes, con la labor añadida de auditar la economía de la casa.

Visto desde fuera, la verdad es que es un Curriculum Vitae que podría resultar muy completo si se tuviera en cuenta a la hora de responder en la Oficina del Paro, a ese funcionario que no tiene nada que perder y que tú eres un número de expediente, la famosa y temida pregunta de: "Y Vd. señora, ¿qué experiencia laboral tiene?". Retomando la historia inicial de mi amiga os diré, que nos pasamos casi una mañana enterita WhatsApp va, WhatsApp viene, hasta que al fin le dije que, por favor, dejara de enviarme más WhatsApp porque yo tenía que continuar con mis tareas. En resumen, el problema de mi amiga es que tenía muchas prendas que planchar y al parecer la plancha que tenía era ya muy antigua y en lugar de echar vapor, como ella decía, le silbaba, así que le aconsejé que se comprara cuanto antes una como la mía.

El Blog de María Serralba-Un WashApp que planchaAl final de la semana, entre WhatsApp y WhatsApp, me envió uno diciéndome: "¡¡¡Mari!!, ya me la he comprado y hay que celebrarlo", así que me puse mis mejores galas para la celebración y a las five o´clok estaba ya en su casa mentalizada a disfrutar de un buen té con pastas y su agradable compañía.

Sorprendentemente, la cocina de mi amiga Shara que siempre había sido un campo de batalla, se había transformado, ya no había trastos innecesarios y aparecía limpia como los chorros del oro, así que la vista, aun sin querer, se te iba directa al objeto picudo y reluciente que lucía en el centro de la mesa de planchado; era la homenajeada, una maravillosa plancha de la marca Bosh de 3100Wat. con ActiveControlAdvance (activación de wapor al tacto del mango), base Ceranium Glissèe y una inyección de vapor por minuto de 65g. Y ahora seguro que os preguntaréis qué cooo....nes es todo esto, pues eso precisamente son las características de este milagroso artilugio aliado del ama de casa, aunque lo mejor no era ver el aparato, lo más IMPRESIONANTE era ver a mi amiga cómo me lo vendía como si se tratase de un Ferrari.

-Está genial todo lo que me dices, Shara, pero.... ¿por qué no la has estrenado todavía?, se supone que te la compraste hace siete días, entonces...

El Blog de María Serralba-Un WashApp que plancha
Conociéndola como la conozco, esperé a oír su respuesta, sabía que iba a ser tan original como cuando un día me confesó que ella prefería planchar descalza y si podía, hasta desnuda, por que así conectaba con su otro yo y, mientras el terrenal planchaba, el otro, podía dedicarse a otros menesteres, pero lo que me respondió no me lo esperaba.

-¡Ay!, María, es que tengo miedo -me dijo con cara compungida-, no entiendo bien las instrucciones. Cuando creo que está encendida resulta que está apagada... ¿podrías hacerme una demostración para que me haga con los botones y las funciones?

Casi sin dejarme responder, mi amiga abrió un armario que posee en la cocina camuflado con el resto del mobiliario y ahí fue cuando mi boca se abrió como un túnel provocado por la sorpresa. La montaña de prendas sin planchar llegaba casi al techo del compartimento, lo que me hizo preguntarme... ¿cuánto tiempo estaba mi amiga sin planchar si se suponía que solo se había quedado sin plancha unos pocos días?. Sin cortarme lo más mínimo, se lo pregunté directamente.

-Oye, pero tu has visto la cantidad de ropa que tienes ahí metida sin planchar, ¿cuanto tiempo llevas sin tocar una plancha?
-¡Ay!, María, no me pegues la bronca, ni te imaginas lo que me ha supuesto a nivel mental el que esta plancha entrara en casa. Paco, se leyó las instrucciones y me las explicó, a su manera, ya sabes que los informáticos todo lo miran desde un plano virtual, pero me quedé peor de lo que estaba.
-Pero hija, es que ahí tienes casi una tienda entera. Ahora entiendo por qué tu marido decía siempre que te pasabas el día por ahí comprando en lugar de sacar lo del fondo del armario, aunque yo pensé que se refería a las prendas pasadas de moda y no, a las que tienes sin planchar.
-Por favor, María, ponte en mi lugar, este tema me supera, por eso he recurrido a ti, a mi amiga del alma, para que me lo expliques de mujer a mujer.
-Pero tía -me exalté ante su verborrea grandilocuente-, que son solo tres botones y un enchufe, como puedes ser tan cortita de entendederas.
-Que va, ahí pone muchas más cosas y la verdad, lo que más temo es que pueda quemar uno de sus polos de PH, si eso ocurriera estoy segura que Paco y yo nos separábamos definitivamente -terminó melodramática y teatral.
El Blog de María Serralba-Un WashApp que plancha
En vista de que por mucho que le dijese no lo entendería, y quedándome la duda de que en verdad, el apuro de mi amiga fuera sincero, no repliqué y mientras ella ponía el agua del té a calentar, puse la plancha en marcha, le mostré el uso de cada botón y el significado de las luces verde, roja y azul y por último, como extraer más o menos vapor de ella según las necesidades de la prenda. Ronda, ronda, cuando me di cuenta habían pasado tres horas, mi amiga estaba sentada frente a mí saboreando un humeante té mientras me amenizaba la velada con sus divertidas ocurrencias y yo, detrás de la tabla de planchar ejercitando los bíceps y los tríceps.

Moraleja: Antes de ayudar a alguien asegúrate bien de si es ayuda lo que necesita y sobre todo, que está dispuesto/a a aprender y a cambiar, de lo contrario, te verás como yo, haciendo el trabajo del otro/a, con cara de "ya lo sabías", y cabreada como una moto porque en el fondo, efectivamente sabía cuál iba a ser el fin de la historia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein