miércoles, 30 de abril de 2014

On 16:41:00 by MARIA SERRALBA in ,    Sin comentarios
Hoy me vais a permitir que haga un paralelismo entre las palabras y las personas. En ocasiones ambas se parecen mucho ya que pueden tener diversas aplicaciones en la vida, o desencadenar una gran multitud de sentimientos.

d76c5022c287155f4674440382df64c9TE ODIO=Las hay que con sus acciones y carga de negatividad, nos van destruyendo poco a poco aunque para ellos es como si no te estuviesen haciendo ningún mal.

TU NO VALES=Las que sin llegar a destruirte, te van anulando todos los días paso a paso, tanto tus deseos como tus sueños.

LO QUE TU DIGAS=Las que hagamos lo que hagamos siempre les parecerá indiferente y en caso de tener que darnos su opinión, nunca habremos acertado con la decisión tomada.

TOTAL PARA QUÉ=Las que confían tan poco en nuestra capacidad resolutiva de nuestra propia vida, que nos frenan mucho antes de darnos la oportunidad de demostrarles que SÍ podemos conseguirlo.

Y A MÍ PARA QUÉ ME LO CUENTAS=Las que conviven con nosotros pero es como si “nosotros” no conviviésemos con ellos.

Sin embargo y gracias a que el Universo está cargado de energía negativa pero también positiva, tenemos otra serie de palabras=personas que nos ofrecen todo lo contrario.
zloto2TE QUIERO=Las que antes de realizar sus acciones piensan si a nosotros también nos parecería bien.

CUENTA CONMIGO=Las que hagamos lo que hagamos siempre quieren estar a nuestro lado apoyándonos en todo, aunque ese “todo” no sea del todo fructífero.

ES INTERESANTE LO QUE DICES PERO...=Las que muestran interés por nuestro proyectos pero no temen decirnos con amabilidad y cariño las cosas a la cara a sabiendas, de que ello pueda dolernos, ya que solo así aprenderemos de nuestros propios errores y sacaremos lo mejor que reservamos en nuestro interior.

SÉ QUE TU PUEDES=Las que ven en nosotros mucho más potencial que nosotros mismos y apuestan por todo lo que hacemos sin importar cuales sean los resultados.

Lo dicho, las palabras y las personas son importantes en nuestras vidas, aprendamos a emplear ambas en su justa medida y solo así contribuiremos a nuestra propia felicidad.
zen-temple-campana

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.