domingo, 23 de marzo de 2014

On 10:45:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios
De nuevo nuestro buen amigo, escritor y poeta Pedro Ortuño de Yecla (Alicante) nos invita a hacer una reflexión de nuestra vida y de cómo aprovechamos el tiempo en ella.

POESÍA DEL TIEMPO

Pasado. Lapsus que pasó de puntillas sin siquiera darme tiempo a desperezarme.
 
Presente. Lo reinvento segundo a segundo. No me queda otra.
 
Futuro. No he leído ese libro de páginas en blanco. Desconozco su argumento, aunque no su final.
 
¿Dónde quedaste tiempo? De niño, mis bolsillos rebosaban de ti. Miraba al frente ´mas no atisbaba tu ocaso. No tenías fecha de caducidad.
 
¿Tiempo, qué fue de ti? De joven, todo despreocupación, extrema indiferencia. ¡Malgastado quedaste! Llené contigo impensables espacios, no siempre con el justo criterio.
 
Tiempo. ¿Dónde te escondes ahora? Sentado frenta a la puerta de salida, próxima ya mi estación Termini, hago cábalas sobre tu futilidad... y la mía, en un ejercicio estéril que llega tarde y mal, pues me faltas precisamente ¡TÚ!

©Pedro Ortuño


0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.