viernes, 4 de abril de 2014

On 17:17:00 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios
Para el que no lo sepa, cuando realizamos la acción de leer, estamos estimulando al mismo tiempo la actividad cerebral hasta tal punto, que protegemos a nuestros cerebros de posibles desgastes neurodegenerativos, y esto se debe a que aumenta la reserva cognitiva; factor que nos protege de algunas enfermedades como la temida demencia senil, o, Alzheimer, o al menos las retarda.

La lectura es un medicamento milagroso para nuestro cerebro.



Mientras mantengamos nuestro cerebro activo, a parte del corazón otra de las piezas claves de nuestra subsistencia, también estaremos mejorando nuestra capacidad de reacción, de disertación, de organización, de pensamiento, de memoria e imaginación, en consecuencia, estaremos favoreciendo nuestra capacidad intelectual con el estímulo de dichas neuronas.

Si hablo en primera persona podría deciros, que cuando leo o escribo, noto de como si mi mente se evadiera de problemas y pensamientos que me incomodan en el mundo real, y entro en un estado de letargo, sintiendo la misma sensación como si estuviese suspendida en una gran piscina de agua gelatinosa que me aporta gran bienestar y rebaja mis índices de estrés.

En resumen, ¡HAY QUE LEER MÁS!, y si se trata de mi novela A LA SOMBRA DE TU PIEL, o, EL DIOS DEL FARO, mejor que mejor, ya que casi al instante empezaréis a notar sus propiedades terapéuticas ... ¡ja, ja, ja!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.