viernes, 4 de abril de 2014

On 1:34:00 by MARIA SERRALBA in    3 comentarios

SAM_3207Hoy era día de ponerse taconazos de 15 centímetros, dejar que la melena de ovejita Dolly flotara al viento y dirigirse a saludar a un buen amigo escritor, y eso precisamente ha sido lo que he hecho acudiendo a la presentación del libro “Gimena, el sueño de una tortuga” de mi buen amigo Gabriel Terol en el Instituto Alicantino de Cultura “Juan Gil Albert”.

SAM_3202

Aunque ya lo tengo localizado en facebook, Gabriel y yo todavía no nos habíamos conocido en persona, y os puedo asegurar que ha sido toda una experiencia.

823335_460501360748394_623639360_oDebido a mi mente volátil, es difícil retener mi atención más de cinco minutos de seguido a no ser, que lo que capten mis sentidos, en este caso el del oído, sea de sumo interés, y así ha sido la exposición que Gabriel nos ha ofrecido sobre su trabajo. Con mención a #Kafka y a #Aristóteles incluida, este filósofo estudioso del taoísmo y escribiente me ha dejado sin palabras, que ya es difícil…jajaja, tanto es así, que le he saludado con el típico Kon'nichiwa (buenas tardes en japonés) en lugar de Xiàwǔ hǎo como se diría en chino, la lengua que él tan bien conoce.

10010617_460501407415056_663278652_o

En el minuto cuatro, ya estaba absorta en su elocuencia y fluidez dialéctica y en el cinco, en los entresijos de su obra. Argumento, mensaje y ritmo, este último en todo el sentido de la palabra ya que su novela utiliza de diapasón los compases de piezas musicales archi conocidas, es lo que promete al lector un Gabriel concentrado en sus sicofonías filosóficas, en sus puntualizados silencios realizados exprofeso para argumentar mejor la siguiente frase que nos va a lanzar a bocajarro y que no es otra, que tras leer su novela todo quedará develado, o no.

SAM_3216Si ha sido un placer acudir a esta cita, presupongo que será aun mayor el placer como lector, de desgranar cada pieza de este intrincado puzle de drama psicológico y comprobar que en ella, no solo hay palabras, ideas plasmadas o conceptos, sino que también hay una catarsis –como dice el autor- en la que confluyen sentimientos entre lector y autor.

Enhorabuena Gabriel por tu trabajo y esperamos que no sea el último.

3 comentarios:

  1. Hola María, la verdad es que es una pena no haber estado allí. Gracias a Alejandro Santiago (Nazarí), tengo su novela entre mis manos (y con su dedicatoria que es todo un lujo). Ya que se lo pedí, estaba interesado en ese y en otro título de un compañero vuestro, José Zamora Linares. Tengo que reseñar dos libros que estoy leyendo a la vez, reseñarlos y luego me meto con "Gimena", que también tengo ganas. Un saludo María.

    ResponderEliminar
  2. Lamento decepcionarte, estimado amigo, pero Gimena no es creación mía sino del compañero nazarí, Grabriel Terol, yo, tan solo asistí a su presentación, lo cual fue todo un placer, no obstante te aconsejo su lectura. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola María, no sé si me expliqué mal, pero viendo la entrada tuya sobre el escritor Gabriel Terol, quise añadir en tu entrada el comentario de que tenía su novela... y me hubiese gustado estar también en la presentación de tu compañero.
    A ti, no te conocía y ya he visto que tienes también trabajos publicados, tengo mucho pendiente para leer, pero sumaré tu lectura para conocerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.