martes, 23 de abril de 2013

On 21:14:00 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios
"Quién dice que los escritores no utilizamos talismanes"

Desde hace siglos, o más bien debería decir, desde que el mundo es mundo, el ser humano siempre se ha servido de objetos para reforzar la falta de confianza en sí mismo, ocultar su timidez, o bien, subsanar alguna deficiencia que, como ser humano, podrían situarle en clara desventaja ante el resto de la Sociedad, pero..., ¿y un escritor?, ¿para qué puede necesitar talismanes un escritor?

Si tuviese que hablar en primera persona os diría que yo, sí necesito de esos talismanes, aunque sorprendentemente no siempre son objetos inanimados, los hay también animados, pero antes de que me tachéis de no saber lo que me digo, dejadme que os lo explique.

En cada una de mis presentaciones suelo hacerme acompañar de esos talismanes, puntos de energía mediante los cuales recobro la inspiración, la autoconfianza, e incluso, el ritmo en mis intervenciones verbales, ¿os gustaría saber cuales son?, sé que sí, pero antes, quiero informaros un poco de qué significa la palabra TALISMÁN.

Haciendo uso de mi gran amiga, la biblioteca Wikipedia, he extraído esta breve reseña para respaldar mi relato, la cual os adjunto tal cual se ofrece en ella. 


<El talismán, proveniene del griego talesma que significa completo, y hacia referencia a cualquier objeto o idea que completaba otra y la convertía en un todo. El elemento final. Un talismán es un objeto, generalmente una piedra preciosa o semipreciosa o de oro o plata, a veces con alguna forma o figura especial o una inscripción, al que la superstición atribuye un efecto apotropaico o algunos otros poderes. Se dice que si se lleva puesto, da suerte y protege del mal, además de ser a la vez como una compañía. El ojo apotropaico, por ejemplo. Una forma particular de baja teúrgia es la "teléstica", de donde deriva la palabra talismán y sirve para cargar o animar estatuas u objetos que de esta manera pueden poseer una función mágica o propicia, o ser usados en rituales religiosos>.

Una vez aclarado el primer punto, paso a desvelaros qué clase de talismanes utilicé en mi primera presentación, la cual tuvo lugar en la localidad alicantina de Novelda.

Allí, utilicé varios talismanes. Los "animados" fueron dos personas, concretamente dos amigos -un hombre y una mujer-, que situadas estratégiamente al inicio y al final del aforo del Centro Cultural Gómez Tortosa, me servían -con sus gestos faciales- de orientación para no perder el hilo ni la intensidad de mi intervención, y, el otro, fue un objeto, concretamente un anillo antiguo de oro y brillantes, en cuyo centro, engarzada, se exhibía una Rosa de Francia, una gema o amatista de color lila pálido herencia de mi difunta abuela materna, de cuya antigüedad ni procedencia nadie ha sabido nunca hablarme, lo único que sé, es que a través de él, sentí que mis palabras eran templadas y precisas, tal como recordaba cuando la oía hablar a ella de pequeña. Aquel día fue inolvidable, cargado de muchos sentimientos encontrados y, según me diría más tarde el público asistentes, mi intervención fue sincera, precisa, y llena de mensajes significativos que a más de uno le provocaron ganas de derramar unas lágrimas. Cuando finalicé, francamente no recordaba prácticamente nada de lo dicho, ¿inspiración?, no creo, más bien pienso que "alguien" estuvo allí conmigo para ayudarme a conducirme correctamente en mi primera vez.

La "rosa" de mi abuela, luce
en el dedo anular de mi mano izquierda

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein