domingo, 29 de marzo de 2015

El Blog de María Serralba - Reflexiones de un camino
Cuando inicié este circuito literario, en ningún momento pensé en hacer mi camino, aunque sabía de la existencia del Camino de Santiago por aquellos lares, sin embargo, conforme iban pasando las horas y los días, y yo, iba superando una a una las pruebas que me habían preparado mis amig@s, me di cuenta de que, a cada paso que daba, ese camino personal estaba empezando a trazarse.



El Blog de María Serralba - Reflexiones de un camino

El Blog de María Serralba - Reflexiones de un caminoEl recibimiento, amable y cariñoso, de mis amigos, y el arropo cortés de los lugareños, hizo el resto, pero, el día que acudí a los medios de Radio Aguilar, ahí, ya empecé a notar cierto cambio en mi persona, como si me hubiese envuelto una fuerza invisible, quizá, la misma que envolvió en su época a los primeros peregrinos, pero más bien fue la que se desgranaba de la inmensa ilusión que llevaba en mi interior, al poder dar todo de mí misma para que mi paso por aquellos parajes de ensueño, no pasara desapercibido, la cuestión es que me sentí plenamente feliz, como si perteneciera a aquel lugar de toda la vida.

El Blog de María Serralba - Reflexiones de un caminoEl día que llegué a tierras palentinas lucía un sol radiante, y el cielo era de un azul intenso, tal y como a mi me gusta, así que no podía pedir más, era afortunada de poder contemplar un paisaje que enriquecía mis pupilas e insuflaba mis ansias de libertad, aunque esa libertad, en un escritor, puede llegar a convertirse en un elixir que te hace perder la conciencia, y la realidad de tu entorno.

El Blog de María Serralba - Reflexiones de un camino¿Sería el misticismo que envolvía a sus monumentos?, quién sabe, pero algo intangible nutrió aquellos días mi duende de la inspiración y me vi hablando como nunca lo había hecho antes, ante un público entregado, amigo y paciente, sabiendo de ante mano el ritmo de mi exposición, el inicio y el fin de los diálogos, el trazado de las pautas y el giro en la temática, cuando este se hacía necesario, en tal de que no resultase un monólogo aburrido y repleto de palabras vacías, en resumen, me escuché y me escucharon, no solo como escritora, o, como mujer, sino también como conferenciante y eso, sí que era totalmente nuevo para mí.

El Blog de María Serralba - Reflexiones de un camino¿Había iniciado mi camino?, es posible. La conexión con el paisaje, con sus gentes, con sus aromas y colorido natural y, por supuesto, con sus vestigios románicos, romanos y místicos, hicieron de mi viaje, a la ventura, toda una aventura para los sentidos, y un caudal inagotable de ideas para mi imaginación.

El Blog de María Serralba - Reflexiones de un caminoNo sé la razón, pero todo recorrido precisa de un slogan, de un leí motiv que le ayuda a uno a seguir avanzando, en mío en ese viaje fue, HACER POSIBLE LO IM-POSIBLE, y creo que lo logré, así como logré, o, al menos lo intenté con todo mi corazón y mis ansias, trasmitir esa misma ideología a quienes me escucharon.

Noches y días, de luz y de sombras, que ofrecían una visión preclara de que valía la pena seguir apostando por el ser humano y por ese matiz tan especial que hace que, sin conocerse a penas, puedas seguir confiando en seres que abren sus brazos de manera incondicional y sin limitaciones, a otro, y lo acogen como si fuese parte de sus vidas.

El Blog de María Serralba - Reflexiones de un camino


Me vi atrapada de ese sentimiento y me envolvió como un torbellino, dejándome totalmente exhausta y pletórica de emociones jamás vividas. Seguiré apostando por la solidaridad y, por encima de todo, por la Humanidad, aunque ello me suponga tener que ponerme una pamela, por deseo expreso de mi buena amiga Amalia, a pesar de lo vergonzosa que soy, y hacerme una foto para la posteridad.
El Blog de María Serralba - Reflexiones de un camino
El Blog de María Serralba - Reflexiones de un camino

Mi sincero agradecimiento a todos los que hicieron POSIBLE esta maravillosa aventura, y a todos aquellos que con su granito de arena convirtieron este viaje en un preciado regalo de amistad y cariño, el cuál, nunca podré olvidar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.