jueves, 17 de julio de 2014

On 0:25:00 by MARIA SERRALBA in ,    Sin comentarios

Os traigo una nueva "historia urbana" que contaros, trata sobre lo bueno que es tener en la vida un carnicero aliado, que, ¿por qué os lo digo?, pues muy sencillo, por que hay ocasiones en que, si no lo tienes, estás perdida, pero, ¿qué os parece si mejor os narro mi relato y luego, juzgais vosotros mismos?

*************
- Mamá, ¿estas hamburguesas son de dónde siempre? -me preguntaba mi hijo con más hambre que el perro de un ciego, como se suele decir, y sin parar de accionar el tenedor y el cuchillo mientras iba diseccionando cada pieza ovalada en otros pedazos más pequeños.
- Sí, claro, ¿por qué me lo preguntas?
- Es que me saben raras, que son, ¿de pollo o de ternera? -me siguió interrogando.
- Pues esas concretamente que te estás comiendo son de ternera, ¿es que no te gustan? -le consulté, un tanto extrañada ya que las había comido en otras ocasiones y siempre me había dicho que le encantaban, así que esperé intrigada su respuesta.
- Bueno, no sé, la verdad es que no están mal del todo pero tienen algo que no sé que es.
- ¿Cómo que tienen algo que no sabes que es?, pues qué van a tener, un montón de carne y poco más, ¿es que están duras?, ¿están picantes?, ¿saladas? -le continué interrogando, dejando lo que estaba cocinando en aquel momento y prestando más atención a las muecas que hacía mi hijo al masticar que en realidad, a lo que se estaba comiendo.
- No, no pican y están bien de sal, lo único es que tienen algo... ¿no será que te las ha dado con queso?
- No, que va, le he pedido a mi amiga Tere que me pusiera las de siempre, además, ella las hace caseras, por eso están siempre buenísimas además, solo las hace de pollo, de ternera o de verduras, pero nunca con queso, pero... ¿qué es lo que pasa?
- Pues no sé, pero al masticarlas tienen algo así como durito, como si fuese una capa de queso o algo así, pero no te preocupes, me las como, pero cuando vayas a la carnicería pregúntaselo, a ver si no se ha dado cuenta y ha puesto queso en estas.
- Nene, te digo que ella no pone queso en las hamburguesas, pero no te preocupes que mañana, cuando vaya, se lo preguntaré y así nos quedamos tranquilos.

La sobremesa terminó y al día siguiente, tal como había dicho a mi hijo, me personé en mi carnicería de confianza y le pregunté a mi amiga Tere -la carnicera- el tema en cuestión, a lo que me respondió:

-...pues la verdad es que son como siempre las hago. Carne picada, huevo, pan rallado, una pizca de sal, pimienta negra, un chorrito de limón y un poquito de perejil, lo mezclo bien, le pongo el film y lo meto en la máquina prensadoras.
- Pues eso mismo es lo que le he dicho a mi hijo, pero no había forma de con-ven-cer-lo...

De repente mi cabeza rebobinó lo que Tere me acaba de decir y le dio al PLAY, parando tras la frase "... y lo mezclo bien y le pongo...", ahí fue cuando me quedé clavada en el suelo.

-Perdona, Tere, pero por casualidad, ¿has dicho que le pones un film transparente?
-Sí, claro, cuando tengo todo preparado cojo una porción de la mezcla, hago una bolita y la pongo en el centro de una lámina de film transparente, la cubro con otra y lo prenso en la máquina, así se quedan perfectas y ovaladas, y cuando las vas a hacer, tan solo tienes que separar el plástico de la carne al mismo tiempo que las pones en la sartén, así ni si quiera has de mancharte..., ¿por qué lo dices?

¡¡TIERRA TRÁGAME!! me dije a mí misma, acostumbrada a hacerlas yo y ese día comprárselas a ella, con la mente en otra novela me puse a cocinar y no pensé ni por un instante el quitarle esa capa de film transparente ya que ni me acordaba que las de ella SÍ lo llevaban. Que razón tenía mi hijo al afirmar que aquello sabía a algo raro, como si tuviese queso fundido alrededor. Gracias que Tere es como una tumba, ese "desliz culinario" quedará entre ella y yo, nadie se enterará del incidente, por ello veo sumamente importante que los escritores tengamos a un carnicero de confianza en nuestra lista de proveedores, ya que en casos como estos, nunca nos delatará.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein