domingo, 18 de mayo de 2014

On 17:03:00 by MARIA SERRALBA in ,    2 comentarios
El Blog de María Serralba-Yo soy childfree, ¿y tú que eres?Hola amigos, tras un período de relax, de nuevo creo que voy a volver a la carga y analizar con vosotros todo aquello que suscite mi curiosidad y que a diario suelo encontrar a mi alrededor. Hoy os traigo un tema un tanto polémico que la revista Time fue una de las primeras en lanzarlo a la opinión pública.

De un tiempo a esta parte nuestra sociedad se ha hecho eco de muchos y tremendos cambios tanto políticos como sociales, precisamente de éste último quería hablaros. Por lo general estamos acostumbrados a que, cuando nos encontramos en alguna reunión, llegado el momento de las presentaciones, alguien salga con alguna genialidad como: “Yo soy heavy”, o bien, dependiendo del entorno en el qué nos encontremos, nos confiese que es diabético, luterano, socialista y un largo etcétera de adjetivos, pues bien, ahora debéis estar preparados porque a todos esos calificativos que solemos añadir tras nuestros nombres como carta de presentación, hemos de añadir uno más: “Hola, yo soy childfree”. Pero… ¿qué significa ser CHILDFREE?
El Blog de María Serralba-Yo soy childfree, ¿y tú que eres?
Hay una tendencia cada vez mayor por parte de parejas en edad fértil, de no aportar hijos a su relación. Algunos dicen que dicha tendencia está más arraigada en países de Europa y Estados Unidos, otros, sin embargo, no piensan que sea cuestión de países, sino que lo achacan a cambios sistemáticos del pensamiento de ciertos individuos ante las escasas posibilidades laborales existentes debido a las fluctuaciones que ha venido sufriendo la economía de algunos países en la última década.

Tener hijos se ha terminado convirtiendo en una pesada carga, si lo que pretendes es sobrevivir en una Sociedad que está cada vez más resquebrajada.

Frases como estas o similares son las que se vienen escuchando desde hace no mucho en boca de jóvenes que ven ante ellos unas expectativas bastante negativas en cuanto a su futuro. Su tiempo, lo emplean, en obtener preparaciones académicas, incrementar sus Currículum Vitae, y fomentar la relación social-laboral siempre en aras de obtener contactos que favorezcan su proyección profesional, pero esto les hace que terminen convirtiéndose en esclavos de un círculo vicioso, en el que pocas veces piensan en el disfrute y enriquecimiento personal.

El pensar de forma Dinky, no es nuevo de ahora, al menos en países anglosajones cuya idea se remonta a los años 80, pero quizá para nosotros resulte toda una novedad, aunque en mi entorno conozco parejas que hace años optaron por esa forma de vida, por convertirse en lo que llamamos parejas simbióticas y a las que les une una profunda relación, aunque ellos desconocían que Dinky, eran las siglas de la frase escrita en inglés: “double-income; no kids”, es decir, “sueldo doble sin hijos”.
El Blog de María Serralba-Yo soy childfree, ¿y tú que eres?
La posible maternidad tan solo se plantea cuando en la pareja, la edad de la mujer se aproxima al ciclo que la medicina califica como “embarazos de riesgo”. El momento económico y emocional que esté atravesando la pareja en esos instantes, será el detonante que determine hacia dónde se inclinará más la balanza. Por estadísticas, el resultado suele ser por lo general negativo.

El Blog de María Serralba-Yo soy childfree, ¿y tú que eres?Por otra parte, en caso de que la paternidad haya de ser mediante métodos inducidos, existe un temor cada vez mayor a que la poca fiabilidad de algunos de dichos métodos, a la hora de asegurar a la pareja que el óvulo fecundado sea solo uno, les convierta en familia numerosa. Una vez más ello favorece negativamente el resultado que hemos comentado con anterioridad.

Ser childfree también se ha convertido en una forma de vida. Muchos hombres, a la hora de buscar una compañera, lo primero que hacen es preguntarle su postura al respecto, y a la inversa sucede exactamente igual, muchas mujeres de hoy en día tienen claro otro pensamiento que se contradice completamente al de generaciones anteriores a la suya y es, que para conseguir sentirse realizadas, no han de pasar forzosamente por la fase de ser madres. Así pues, no olvidemos añadir esta palabra también al vocabulario de cortejo a la hora de relacionarnos con el sexo contrario.

Para los que nos consideramos amantes de los niños podríamos calificar a este sector como hedonistas y egoístas, sin embargo pienso que ya que gozamos de cierta libertad, dejemos que sea ese derecho el que lidere y marque las pautas en cada individuo, si han optado por esa filosofía, sus razones deben tener.
M.S.
El Blog de María Serralba-Yo soy childfree, ¿y tú que eres?

2 comentarios:

  1. Ser childfree actualmente es la postura más inteligente. Es la postura más congruente en un mundo superpoblado y escaso de recursos.

    ResponderEliminar

  2. Tienes mucha razón tanta sobrepoblación induce a la pobreza el desempleo ,la contaminación es una triste realidad en los países subdesarrolados aun con creencias absurdas y en parte religiosas de que una mujer sin hijos es mal vista, es hora de despertar y ser conscientes de la verdadera realidad.

    ResponderEliminar

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.