lunes, 7 de abril de 2014

On 16:01:00 by MARIA SERRALBA in ,    Sin comentarios
El Blog de María Serralba - El lector opinoa...Fulgencio MunueraA continuación os voy a transcribir lo que piensa un lector de Novelda, FULGENCIO MUNUERA, sobre mi novela EL DIOS DEL FARO.

Hola María:

El Blog de María Serralba - El lector opinoa...Fulgencio Munuera
Ya veo que sigues con una agenda muy apretada, como la gente importante que tiene cosas importantes que contar y transmitir. Me alegro si te va bien y lo estás disfrutando.
El pasado lunes acabé de leer EL DIOS DEL FARO. Y desde entonces tengo pendiente este correo. La verdad es que si has leído A LA SOMBRA DE TU PIEL, como es mi caso, hay que cambiar el "chip" totalmente para acercarte a EL DIOS DEL FARO.

Hay una cosa coincidente y es tu capacidad descriptiva, al punto de que consigues que el lector vea, sienta, huela el escenario de los hechos. En ese sentido sin duda es un autentico paraíso idílico el que describes. Y en medio de ese ambiente con olor a sal, a puerto, presentas unos personajes que se hacen querer,   que los ves mentalmente y lo sientes como hablan, que hacen, y en el caso de Graciela veo su cara de compasión, de alegría, de sufrimiento, según sea el momento que le toca vivir y por el que tiene que pasar, con sus sentimientos y sus renuncias...
El argumento es lo que quizá pueda chocar al lector y más si no está habituado a esa temática. Si voy a una librería  desde luego que, al menos yo, no compraría un libro de esta línea, me gusta más la novela histórica y medieval a ser posible. Pero bueno, de vez en cuando creo que también es bueno abrir el campo de miras.

Por una parte, me parece bien la forma en que lo tratas, esa denuncia a lo que tantos han tenido que vivir, pasar y sufrir, y que evidentemente no debe repetirse. Es importante el respeto a la libertad de cada persona. Y la libertad de cada uno acaba donde empieza la del otro.


Y aquí entro en la otra parte. En la parte en la que no debemos caer, y que muy bien dijo Damià Serrano, el miembro de Diversitat Vinalopó Mijà que intervino en tu presentación, es en el sentido de que el orgullo gay es algo más que la banderita o las locas..., como muchos piensan. Para mí, desgraciadamente, es un tema junto con el de la violencia de género que cuando los políticos y los medios de comunicación han metido sus zarpas, han fastidiado la esencia de lo que se pretende reivindicar.

Pienso que una novela "ejemplarizante" como la tuya puede ayudar mejor, sin ruidos, en silencio, meditando mientras lees, comprendiendo según pasas las páginas, solidarizándote y buscando el respeto por el que tienes al lado, con independencia del sexo, raza, religión o inclinación política.
Mi enhorabuena, has conseguido que pase un buen rato y has conseguido también, que derrame unas lágrimas de emoción y solidaridad por todo lo que has dejado latente entre sus líneas.

El Blog de María Serralba - El lector opinoa...Fulgencio Munuera

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein