domingo, 20 de octubre de 2013

On 16:47:00 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios
Está claro que hay deportes de contacto donde el ánimo del público se va elevando por minutos hasta el punto, de que uno pierde los papeles y la percepción de quién es, incluso de su entorno, y eso mismo ha sido lo que hoy he presenciado en un partido de balonmano al que he asistido.
El Balonmano es un deporte que por desgracia está poco valorado en nuestro país pero que sin duda, año tras año va consiguiendo más adeptos y equipos con un alto nivel de profesionalidad.

El encuentro era entre el Club Balonmano de Elda -visitante- y el de Agustinos de Alicante en categoría Provincial, pues bien, ante un marcador que no cesaba de mostrar la desventaja de unos y la superioridad de otros, justamente en el lado opuesto, decenas de seguidores se degallitaban intentando animar a sus equipos y como no, abucheando, premiando y criticando todos los movimientos que realizaba el pobre árbitro, figura que como vosotros sabéis, haga lo que haga nunca es acertado.
También los había que "desde las alturas" apoyaban a su equipo, pero esos, se encontraban entre el público V.I.P. y era mejor no molestarles con preguntas; quizás gracias a ellos el partido ha finalizado con un marcador muy favorable para el equipo de casa.

Jaime Sepulcre (director del Colegio San Agustín de Alicante) y Paco García (profesor del centro), verdaderos forofos de este juego.
Pero en todo equipo es vital tener una preparación física y acompañando a esta, una buena técnica y estrategia de juego, esa ha sido la labor del "Mister" de uno de los equipos, que ha estado en todo momento asesorando e impartiendo instrucciones a sus jugadores.
Una buena estrategia de juego y el fomentar la unidad entre los integrantes de un equipo dan como resultado, un marcador que infarto.



"El Mister" Nacho Francés, dando instrucciones a sus jugadores para que efectúen tiros acertados y defensas precisas.


El Balonmano puede ser un deporte de "alto voltaje", es cierto, aunque no sé si deciros que a veces, los cables de alta tensión están sentados en las gradas en lugar de jugando. El ofrecer un lamentable espectáculo antideportivo por parte de algunos seguidores suele enturbiar la fabulosa labor de los muchachos. Una cosa es apoyar a tu equipo y otra muy distintas, arremeter con insultos e improperios a todo ser viviente que se atreve a mirarles o pasa cerca de su "campo de minas" y eso es precisamente lo que he presenciado hoy por parte de algunas seguidoras del equipo visitante, es más, a alguna de ellas su propio club le ha dicho que se separasen de ellos ya que les estaba dejando en evidencia. Lamentable comportamiento cívico y lamentable actitud antideportiva.

¡¡AVISO A LOS SEÑORES ESPECTADORES!!
Cuando asistan a actos de este tipo prediquen con el ejemplo, y no echen más leña a un fuego que arde por sí solo sin necesidad de que nadie vaya con la cerilla encendida para prenderlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein