jueves, 24 de octubre de 2013

On 20:06:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios
Algunos expertos podrías confundir mi manía de buscar coincidencias entre las cosas, sumar números de las matrículas de los coches, o conectar secuencias de la vida cotidiana con hechos que luego justifiquen dichas acciones, con una disfunción mental, yo, prefiero creer que es solo una mala costumbre de buscarle seis pies al gato, o como otros lo dirían más llanamente, no conformarme así por las buenas con aceptar lo que sucede a mi alrededor, siempre creo que las cosas ocurren con un fin, al igual que las personas que se ponen en mi camino no llegan por casualidad, y hasta ahora  dicha creencia nunca me ha fallado.
 
Cuando era pequeña desee con todas mis fuerzas tener una mascota y ésta llegó en forma de "lindo patito", pequeño, dorado, chillón, perseguidor de todas mis acciones y muuuuuy marranito. Cuando llegó el momento de ponerle nombre, dentro de mis limitados conocimientos de santorales y otras doctrinas, no se me ocurrió otra cosa que ponerle el de SATURNINO.

Ahora comprenderéis lo que os he explicado con anterioridad cuando os diga que, en el momento que pensamos qué fecha sería la más apropiada para realizar la presentación de mi nueva novela EL DIOS DEL FARO, la primera que me vino en mente fue el 21 de NOVIEMBRE, que como todos sabéis era en la que se realizó A LA SOMBRA DE TU PIEL, mi anterior novela, y que en el santoral venía indicado como el día de "la presentación de María", aunque esa María en realidad se refería a la Virgen y no a mí, pero como cada cosa ha de tener su tratamiento y su momento de relevancia, decidimos que esta nueva novela debía tener también su fecha especial, así que cuando barajamos fechas, todos coincidimos en que el viernes 29 de NOVIEMBRE podía ser la ideal para realizar la presentación ya que todos los que teníamos que intervenir en el acto estábamos disponibles y además, era el día de SAN SATURNINO, el santo de mi pato.


Si tuviera que encontrar una explicación coincidente con dicha fecha os diría que en realidad sí la hay. EL DIOS DEL FARO es una novela que se gestó hace mínimo once años -toda una vida-, es decir, que viene del baúl de mis recuerdos, de lo más recóndito de mi ser y por ello encierra toda la esencia de un escritor que empieza a despuntar, a querer ser cada vez mejor, de ahí su fuerza y su sencillez al mismo tiempo. Creo que fue en ese preciso instante en el que se inició mi lucha encarnizada para ser una escritora reconocida y prueba de ello será el poder estar el próximo día 29 con todos vosotros presentándoos mi segundo trabajo narrativo y eso, en parte, podría decir que se lo debo a mi pato, Saturnino, que en un magnífico arroz al horno, hizo honor no solo a su cariño por mi, sino también a su labor como mascota de esta novel escritora, haciendo que mi imaginación volase mientras él iba y venía por el pasillo de mi casa moviendo su graciosa colita.

¡¡ GRACIAS SATURNINO POR ALEGRAR CON TUS GRAZNIDOS MI INFANCIA!!
 
Y y para quien lo quiera, ahí va la receta de
ARROZ A LA SATURNINA

http://mariaserralba.blogspot.com.es/2013/09/arroz-la-saturnina-receta.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.