domingo, 14 de abril de 2013

On 22:19:00 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios
Es posible que lo que voy a narraros a continuación, sea provocado por los efluvios que acompañan a un fulgurante delirio tras alcanzar el éxito en una presentación, aunque también pueda ser, porque crea que existe cierta conexión en el tiempo, entre personas pertenecientes al pasado y otras, del presente.

Curiosamente he encontrado mi alma gemela en una de ellas, pero esta, no os creáis que es una hermosa florecilla del campo, ni una campana de una iglesia que tañe a los cuatro vientos su lírico sonido, sino que la he encontrado en un personaje histórico, me refiero a ATILA, último caudillo de la tribu de los hunos y más conocido por el bien merecido sobrenombre de "el azote de Dios".

Seguro que pensaréis que mi delirium tremens ha alcanzado la cota más alta tras este planteamiento, pero lo mejor es que os razone el por qué creo que es posible dicha semejanza entre este bárbaro guerrero huno y yo.

Según nos narran reconocidos historiadores, nuestro amigo tenía una predisposición asombrosa para la guerra, igual que la mía para abordar nuevas metas. También demostraba una asombrosa movilidad, gracias a sus pequeños y veloces caballos; en mi caso. un utilitario hace las mismas funciones y si no, siempre hay algún buen amigo dispuesto a llevarme, o, a traerme, de alguno de los actos que organizo, y para finalizar deciros, que también tenía una extraordinaria habilidad con el arco, que, en mi caso, más bien podríamos reemplazarla por la de la pluma, bolígrafo, o teclado del ordenador, la cuestión es que, como veis, mi amigo Atila y yo somos "casi" igualitos, si no fuese por un insignificante matiz en el asunto de los años, ya que él, nació en el 400 mientras que yo, lo hice en el 19....., de todas formas, quitando esta nimiedad no diréis, que no es excitante y emocionante saber que hace siglos, existió una persona tan intrépida como yo, que nunca se doblegaba ante las adversidades, y que tampoco abandonó su objetivo, ya fuese conquistar un imperio o, como en mi caso, escribir una novela y que os guste a todos vosotros.

©María Serralba

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.