domingo, 17 de febrero de 2013

On 20:29:00 by MARÍA SERRALBA in    1 comentario
 Un nuevo amigo nos pide difusión de su obra en la VENTANA CULTURAL, se trata de RENE DELABARRA SARALEGUI, de Puerto Montt (Chile).

Hace unos días el amigo Rene me enviaba su libro de relatos breves para que le echase un vistazo, labor que solemos hacer entre "colegas" del mundo de las letras para valorar, y al mismo tiempo apreciar el trabajo de los compañeros.

Rene Delabarra Saralegui

El libro había sido publicado por la plataforma editorial Bubok en el 2012, y ya se sabe que en este tipo de lanzamientos siempre es necesario un empuje para la promoción de una obra, así que le ofrecí el micro espacio VENTANA CULTURAL para su difusión.
 
De este chileno podría contaros miles de cosas, entre otras que es un excelente cirujano y además, un escritor brillante con un Currículum Vitae literario que he omitido colocar aquí debido a su extensión. A la vista de su propuesta, he considerado ofreceros una breve exposición de los sentimientos que afloraron en mí tras la lectura de su libro BARRIO BULLICIOSO.
 
<BARRIO BULLICIOSO llegó a mis manos con premura y timidez, intentando salir airoso de una crítica que de seguro, recibiría tras ser leído y analizado, es decir, la mía. Un día abarrotado de e-mails y en cola, llegaba el de Rene con dicho enlace, el cual decidí dejar apartado para cuando tuviese un instante de asueto, aunque ni yo misma abría imaginado que el iniciar dicha lectura me haría experimentar tan exquisito deleite.
 
De lectura fácil, BARRIO BULLICIOSO me abría una ventana colorista de un paisaje que era totalmente desconocido para mí. Los personajes que envolvían sus relatos estaban llenos de vitalidad, tanto o más que sus calles, donde el día a día de una ciudad se desenvolvía con toda la naturalidad del mundo a pesar de esconder entre sus callejuelas misterios y enigmas. El barrio que me ofrecía Rene era tan real, que sentí chocar contra mi nariz el olor dulzón de comidas recién elaboradas y el rancio, pero adictivo olor de podredumbre canalizándose por los desagües de las viviendas donde en su interior, pasiones y sentimientos encontrados daban realismo a cada escena, a cada diálogo llevado de forma tan sutil, que tan solo se apreciaba su exquisita composición, cuando uno se encontraba con el salpicar de modismos del lugar, entrecomillados.

Cuando finalicé el último de los relatos me quedé unos instantes meditando sobre lo leído y llegué a la conclusión de que BARRIO BULLICIOSO me había hecho ver una hoja del libro de la propia vida. Me pareció tan genial, que así mismo se lo expresé a Rene, y os invito a que os sumerjáis en dicha lectura tan pronto tengáis la ocasión, os prometo que no os defraudará, es más, os hará pasar unos momentos inolvidables>.

María Serralba

1 comentario:

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.