sábado, 5 de enero de 2013

On 18:31:00 by MARÍA SERRALBA in ,


Hoy día 5 de Enero de 2013, se ha conmemorado el 300 aniversario del nacimiento de JORGE JUAN Y SANTACILIA, ingeniero naval, insigne humanista y científico español.

La presencia de una Sección de Honores y la descarga de una salva de fusilería por parte de los oficiales y suboficiales del Cuartel General de la Fuerza de Acción Marítima en Cartagena, hicieron el deleite de pequeños y grandes.


La Banda de Música del Tercio de Levante de Infantería de Marina, interpretó el himno a Jorge Juan y al soldado caído mientras a los pies de la estatua del homenajeado se depositaba una corona de laurel de manos de la alcaldesa de dicha localidad que iba acompañada por el representante de la embajada de Ecuador en Alicante, así como del comandante naval en esta provincia, Javier Yohn, y José María Selva, el representante en la Comunidad Valenciana de la Orden de Malta, orden a la que también perteneció Jorge Juan y Santacilia.

 
  

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein