lunes, 21 de abril de 2014

On 1:19:00 by MARIA SERRALBA in , ,    Sin comentarios
Soy del pensamiento de que, cuando se inicia un viaje y este no se va desarrollando tal y como uno lo había organizado, lo mejor en estos casos es intentar extraer de cada situación el lado positivo; las instantáneas tomadas con mi nueva cámara ha sido uno de ellos.
Igual alguno de vosotros pensará: "pues vaya bobada, mira que irse a 500 kilómetros para terminar fotografiando a unos gallos y gallinas", pues sí, y lo cierto es que me ha encantado volver a "rozar" lo rural, quizás llevaba ya demasiado tiempo respirando y observando asfalto sin el contacto con la naturaleza y sobre todo, con la sencillez y aceptación que imprime la pausada vida en el campo.
Sin embargo, esta, por muy sencilla que parezca, lo cierto es que está repleta de actividad y sobre todo, responsabilidades hacia terceros ya sean gallos, gallinas o plantas. El cuidar de todo ello y ver que día día va evolucionando, te hace pensar en tu fuero interior que te asemejas un poco el Creador.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.