lunes, 3 de febrero de 2014

On 1:06:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios


¿A caso te importa que esté solo,
aquí, en el acantilado de la vida?


No lo creo.
 

Entonces,
¿porque te preocupa que un sollozo ahogado con mis dedos,
se vuelva en contra tuya y despierte tus anhelos?
 

No lo creo.
 

Si sabes que sentirse solo y triste,
es sinónimo de estar ya casi muerto,
levanta pues tu vista a los cielos,
y vive conmigo el momento, como si este, fuera eterno.

 
©María Serralba

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.