jueves, 21 de noviembre de 2013

On 20:19:00 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios
Hola amigos, sé que os parecerá una broma, pero creo que podría tomarse muy en serio la posibilidad de que, a partir del próximo año, se contemplara un tramo más en el famoso RALLY DAKAR, y, ¿a qué se debe este comentario?, muy sencillo, a que hoy he experimentado lo que puede significar este tipo de pruebas pero a pocos kilómetros de mi casa, así que, siguiendo con la tónica de ofreceros artículos sin sentido, cargados de ironía, inocente escepticismo y mucho humor, voy a narraros mi experiencia de hoy en la ciudad de Elche, y en el recién inaugurado por mí, tramo ELCHE-DAKAR 2015.

Teniendo en cuenta que a las 10:30h. tenía una cita con la emisora local Radio Express Marca, he salido desde Alicante con bastante antelación, concretamente a las 9:30h. Me diréis por qué estoy siendo tan puntillosa con las horas, pues muy sencillo, para que os hagáis una idea de que en cuestión de minutos te puede cambiar todo, incluso llegar tarde a una cita. Con mi padre de 82 años de copiloto y un GPS que ha empezado a sintonizar el satélite cuando le ha salido de los coo... nes, me he lanzado a la aventura por las carreteras de nuestra España profunda. Durante el primer cuarto de hora, mientras explicaba el paisaje marítimo -todo azul- a la atenta pero trasnochada mirada de mi padre, he ido contando mentalmente las rotondas, una, dos, tres... pero..., ¿cuántas rotondas tengo que salvar?, ¡uff!, vaya, Pepita, la voz femenina de mi GPS, me la ha vuelto a jugar. Para colmo, mientras hacía memoria de cuantas rotondas había pasado,  mi padre me ha preguntado algo relacionado con el aeropuerto y me he descontado otra vez, menos mal que ya estábamos en una recta, ello me ha dado ánimos.



Tras una rotonda más, las señales de tráfico -que nunca se equivocan- me han dado dos alternativas, por Torrellano o por Autovía; me he decantado por Torrellano y todo recto he ido a parar a -->ELCHE Centro Ciudad<--. Creo que la última vez que vi esta población todavía no había nacido el famoso "picudo", así que muchas de las cosas que he visto eran totalmente nuevas para mí y para mi padre, ni os cuento. Tiempo estimado de llegada: 10:00h. "perfecto" -me he dicho a mí misma-, ahora solo falta aparcar y llegaremos a la emisora con tiempo más que suficiente para una primera toma de contacto, o eso es lo que yo creía. Un parking público a unas cuantas manzanas nos ha solucionado el problema de aparcamiento, pero ahora venía lo peor, ¿cómo hacía que mi padre pusiera el turbo si cada paso mío eran veinte de él? Casi a rastras, como si llevase un contenedor de 2.000 kilos enganchado a mi brazo, lo he guiado hasta la emisora de radio. ¡Voilà!, nous sommes arrivé. Entrevista sin incidentes. Mi padre se la ha pasado todo el rato con la boca abierta ya que era la primera vez en su vida que entraba en una emisora y al finalizar, todos contentos, hasta nos hemos hecho la foto de rigor.
De vuelta en el parking, he creído lo más conveniente pasar de Pepita, la tipa del GPS, y me he guiado por mi sentido de orientación y ahí, es donde la he cagado -con perdón.


¿Quién ha dicho que de Elche no se llegaba a Dakar?

Creyendo que iba por el buen camino, mi copiloto otoñal y yo nos hemos visto todas las urbanizaciones, parques, plazas, iglesias e incluso, un puente de nueva construcción que cuando me he dado cuenta, me llevaba en sentido contrario al de mi objetivo.

--Nena, tranquilízate, estoy seguro que es por aquí, por que este grupo de palmeras no las hemos visto antes -me ha dicho mi padre cargado de razón. ¡Dios mío!, pa haberle mataó.
--Papá, pero... ¿cómo las íbamos a ver antes, si Elche es precisamente una de las ciudades con más palmeras del mundo? -le he respondido medio histérica aferrándome al volante mientras me dejaba las pupilas en la carretera y la mente, en un nuevo recuento de rotondas.

Lo que yo os diga, de París-Dakar nada de nada, a partir de ahora Elche-Dakar para el 2015 y a mí y a mi padre, que nos pongan en el coche Safety Card que seguro que los sacamos a todos de allí en un periquete.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.