domingo, 6 de octubre de 2013

On 10:29:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios
,___,
[O.o]
/)__)
--”–”-- Hoy tengo por delante un día de minucioso trabajo, entre otras cosas, por que he de modificar algunas correcciones del libro, decantarme por cual de todos, es el detalle más apropiado para incluir en sus páginas -lo cual es una sorpresa- y además, rectificar el book tráiler, así que solo al finalizar todas mis tareas podré dedicarme de lleno a incluir un nuevo post en Facebook, ¿a cuál me estoy refiriendo? pues a uno muy esperado por algunos de vosotros, pero eso, ya os lo contaré más adelante, ahora
 
¡¡a trabajar!!
 
Por cierto, si alguien se lo pregunta, la imagen del texto que os he puesto al pie con las correcciones no pertenece a mi libro, lo digo por si entre vosotros hay algún curiosillo, sí, lo sé, tenéis toda la razón, soy malíiiiisima... ja, ja, ja.

 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein