sábado, 25 de mayo de 2013

On 15:45:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios


EL AMANTE ARREPENTIDO - María Serralba
Desgranando con la palma de tus manos,
los fragmentos de mi tierra empobrecida,

hallaste en cada uno un retazo de historias olvidadas ya vividas.

Al amparo de la noche, nos amamos,
al abrigo de la lumbre, te hice mía,

marcando cada surco de mi tierra con tus dedos sonrosados aun de niña.

¡Comparte conmigo este tormento!,
¡despierta junto a mí!, mi dulce niña,
y núblame la mente por completo,

curando mi pesar por estos celos que ciegan la pasión de tus caricias.

Revivo azorado tu partida saltarina por los prados de amapolas,
llevando mi mirada a lontananza,
no hallo consuelo ni energía que aporte un atisbo de armonía
a esta dicha que se esfuma entre las zarzas.

¡Vuelve a mí!, suspiro de los cielos,
y permite que te cubra de caricias,
oprimiendo junto a mí, tu tierno tallo cuál espiga de trigo florecida.

Prefiero mil veces tu desprecio,
a vivir sin ti, amor, toda la vida.
©María Serralba


0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.