miércoles, 1 de mayo de 2013

On 13:08:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios
El otro día tuve un encuentro casual con un blog sumamente curioso, tan curioso como su nombre ALQUIBLA, que pertenecía a la alicantina EVA MARÍA GALÁN SEMPERE.

Podría decir mucho de esta mujer, pero lo que más me llamó la atención de ella era su entrega pasional por los libros. Con un C.V. lleno de reconocimientos como Licenciada en Historia, además de Técnico Superior en Biblioteconomía, Archivística y Documentación, esta mujer ha puesto en marcha un proyecto en el cual ha conjugado la cultura con la difusión de la misma.

Os adjunto el enlace de la entrevista que me hizo para su apartado ENTREVISTAS, y os invito a que recorráis sus estrechos pasadizos de biblioteca virtual ya que, en cada uno de ellos, se ofrece algo que estoy segura captará vuestro interés.
 
Aquí os ofrezco mi entrevista para ALQUIBLA
 
ALQUIBLA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein