sábado, 9 de junio de 2012

On 22:39:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios




Hoy visité tu morada en el viejo cementerio.
 
Desde lejos descubrí, que tu hijo, el arquitecto,
también había acudido y lloraba ante tu foto con pesar y desconsuelo.
Junto a él había un niño que aferrado a su mano,
le preguntaba el motivo de su pena y de su llanto.
 
Entre sílabas cortadas, tu hijo le confesó que te echaba mucho en falta,
que anhelaba tus consejos y añoraba tus palabras
y tus días de descanso, cuando jugabas con él en la orilla de la playa.
 
A mitad de su discurso, el niño le señaló con su manita rosada
un manojo de amapolas, que marchitas, descansaban en las letras de tu nombre.
Con una alzada de hombros, tu hijo le respondió que quizá,
aparte de ellos, alguien más te añoraría, aunque no le dijo dónde.
 
Esperé que se alejaran, pues no quería que vieran en mi cara reflejada la agonía del momento.
 
Cuando llegué junto a ti, me desplomé de rodillas.
Las lágrimas que fluían como torrentes de sal empapando mis mejillas,
me impedían vislumbrar las pequeñas florecillas, tus únicas compañeras durante días y días.
 
Sí, mi amor, tus favoritas,
las mismas que embellecían con sus colores divinos aquel rincón que encontramos en verano junto al río.
Sí, mi amor, aquel rincón,
al mismo al que acudimos a pescar junto a tu hijo, donde ambos nos miramos y al final reconocimos, que uno era del otro y el Mundo, nuestro testigo.
Ahora, mejor que nunca, ahora que no estás vivo,
comprendo su reacción al desvelarles a todos nuestra extraña relación.
 
Pero este amor es tan grande,
este sentir tan divino,
que es difícil de entender, a no ser, que, como yo,
seas siempre el carcelero de un recuerdo tan sincero,
de nuestras noches de anhelo,
de nuestros bellos silencios,
y de un sentir sin consuelo al saber que nunca más te tendré junto a mi cuerpo.
 
©María Serralba


0 comentarios:

Publicar un comentario

Su comentario se publicará tras la aprobación del administrador del blog.

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein