martes, 31 de diciembre de 2013

On 21:55:00 by MARÍA SERRALBA in    1 comentario






MARÍA SERRALBA... Aceptó el reto y escribió.

— ¡Eh!, tú, zorra, ven aquí ahora mismo, ¿me oyes?, no te he dado permiso para que te vayas todavía -le gritó Luis mientras intentaba esquivar el muro que le suponía el cuerpo desnudo de Javier para salir tras ella.

— Déjala ya. Creo que ya es suficiente por hoy, ¿no te parece?, además, tú y yo tenemos todavía algo pendiente, recuerdas...

De nuevo la voz melosa de Javier ejercía el poder de un bálsamo en el temperamento de su encolerizado amigo, sabía que tenía que ganar tiempo, fuera como fuese, para que Valeria pudiera recoger algunas de sus pertenencias y al fin, desaparecer de sus vidas para siempre.

"Desaparecer de mi vida". Aquellas palabras no podía asimilarlas, después de tanto tiempo, de tantas confidencias compartidas, ¿cómo iba a afrontarlo? Haciendo marcha atrás en la memoria, todavía recordaba las meteduras de pata en la etapa universitaria, y a una muchacha dispuesta y estudiosa que siempre salía a su paso para ayudarle. Desde el mismo instante que la vio, supo que estaba perdidamente enamorado de ella, pero su timidez le hizo mantener el secreto, incluso cuando ella le informara que había pensado contraer matrimonio con un socio de su padre, por supuesto, por conveniencia, aunque en el fondo -según le confesaría un tanto ruborizada-, también le atraía aquel hombre, a pesar de que en las tres citas en las que había ido con su padre a conocerle y hablar un poco con él, sintió como si le absorbiera toda su voluntad tan solo con la mirada.

— ¿Estás segura del paso que vas a dar? -le consultó Javier con cara de circunstancia, esperando con toda su alma que ella le dijera que no, y así, volver al estado en el que se encontraba la relación entre ellos, pero sus esperanzas se desvanecieron al instante cuando ella le respondió.

— Sí. Creo que como dice mi padre, ya es hora de que deje de actuar como una adolescente, además, él espera mucho de este enlace y no puedo defraudarle.

— Pero eso no es justo, Valeria. Lo que tu padre piense no has de tenerlo en cuenta, estamos hablando de tus sentimientos, de compartir la cama con un hombre que ni siquiera sabes que pie calza.

—Lo sé, Javier, lo sé, pero yo no podría defraudar a mi padre y mucho menos ahora, que parece que su salud no anda muy bien, además, los entendidos en el amor dicen, que el enamoramiento no existe como tal, y que el amor es más bien un proceso que tenemos que ir trabajando día a día.

—¿Expertos?, ¿entendido?, todo eso son tonterías. Sabes que te tengo mucho cariño, que has sido la mejor amiga que he tenido, por no decir la única, así que por todo eso, me considero con la suficiente confianza como para pedirte de rodillas que, por favor, no hagas esa locura, algo me dice que te arrepentirás toda la vida.

Aquel fue el único día que trataron el tema del casamiento, acto seguido, ella empezó a excusarse con que tenía que concretar los preparativos de la boda cada vez que él pretendía quedar para tomar una copa, o dar un paseo por el parque, tal como solían hacer cuando alguno de los dos necesitaba compartir con el otro sus preocupaciones. Valeria se le escapaba de las manos -pensó Javier-, y lo malo es que él no sabía de qué forma retenerla a su lado un poco más.

—¿No habías dicho que teníamos algo pendiente? -De súbito, la voz de Luis sacó a Javier de sus pensamientos retornándolo a la realidad-. Pues pongámonos a ellos, que dentro de media hora tengo que estar en el despacho para una reunión importante y no puedo llegar tarde por gilipolleces como esta. ¡Ah!, y a ver si cambias de una vez ese gesto de amargado, si es por ella, ni te preocupes, mejor olvidémosla, volverá cuando se quede sin dinero, ya lo verás, todas son iguales.

Sujetando a Javier por el cuello, Luis se lo llevó casi a rastras hasta la cama. Javier sabía que lo que iba a suceder a continuación no tenía nada que ver con hacer el amor, eso, solo lo había hecho una sola vez con Valeria, aunque ese día los dos estaban ebrios y no contó como algo transcendental, más bien, como una consecuencia de mezclar alcohol, una racha buena de resultados en los exámenes y hormonas con ganas de pasárselo bien. A partir de ese día, la distancia prudente y el trato cortés volvió a reinar entre ellos, nunca se repitió ni se habló más del incidente, así que Valeria, dio por sentado que a su compañero, igual no le gustaban mucho las mujeres o al menos de su tipo; qué equivocada que estaba.

De forma rápida, segura y sin titubeos, tal como le gustaba a Luis, Javier hizo lo que el otro le fue pidiendo para nada más terminar, ver como se metía en el baño y volvía a su rutina diaria, dejándole allí tirado como una colilla a la que nadie prestaba atención, o como mucho, a la que todo el mundo podía pisotear, pero ya no sentía nada, solo que Valeria se había ido definitivamente de su vida y con ella, también su único amor.

JESÚS CORONADO... Aceptó el reto y escribió.

Mientras Javier seguía lamentándose en silencio, Valeria ya estaba en la calle. Recogió lo que pudo meter en aquella maleta con  ruedas que tenía en lo alto del vestidor, la misma con la que trajo sus escasas pertenencias cuando se instaló por primera vez en esta casa. Era lo único que en aquellos momentos consideraba suyo.  Sin apenas pensar en lo que iba metiendo en ella de forma desordenada, las carcajadas  y exigencias de Luis saliendo de la que fue su habitación, sirviéndole de acicate para salir de allí cuanto antes. Así que cerró la maleta y se marchó a toda prisa con los gemidos de Luis penetrando como un alfiler ardiente en sus oídos hasta perforar los tímpanos, unos gemidos que le produjeron arcadas que contuvo como pudo para no vomitar en las escaleras.

Ni tan siquiera el frío aire que sintió al abrir la puerta del zaguán le hizo volver a la  realidad. Su mente, envuelta en una niebla espesa y húmeda, apenas le dio margen para recordar cómo había llegado al lugar donde ahora se encontraba. El agua caliente golpeándole la nuca fue lo primero que sintió. Sentada, con las piernas encogidas,  las manos y la cabeza sobre sus rodillas, vestida, incapaz de  recordar. Se limitó a quitarse la ropa mojada y dejar que el agua y el jabón se llevaran la confusión y la rabia. Pero no se ha inventado todavía agua y jabón que haga eso. Cerró el grifo de la ducha, se envolvió en una toalla y salió del baño para enfrentarse con una habitación de hotel barato  envuelta en la tenue luz que la lámpara de la mesilla de noche esparcía. Se acercó a la cama y dejó caer su cuerpo sobre ella como si todo el cansancio del mundo se hubiera depositado sobre sus espaldas. Y de repente… lloró. Lloró sin consuelo posible, hasta que no le quedaron lágrimas que arrastraran  sus malas decisiones, solo un tremendo deseo de dormir sin sueños.

La luz del Sol se filtraba por los agujeros de la persiana en líneas oblicuas ocupando toda la superficie de la habitación. Valeria se encontró observando las motas de polvo suspendido que jugaban a viajar a través de ellas, como si de un expreso a ninguna parte se tratara. Dejó transcurrir unos minutos. Necesitaba ser consciente de donde se encontraba y ordenar a su cuerpo que reaccionara. Se levantó y se dirigió al baño. Cuando llegó frente al espejo, se encontró con un rostro de mujer que no podía ser el suyo. Tenía los ojos enrojecidos e hinchados de tal manera que lo deformaban haciéndolo irreconocible. Lo miró fijamente y los recuerdos acudieron agolpándose sobre su frente como bolas de billar rebotando sobre las bandas de la mesa. Un matrimonio de conveniencia con un hombre que nunca quiso,  una vida llena de encuentros de ida y vuelta, de amores de papel que dejaba pasar una y otra vez… Y de Javier, el único hombre al que siempre amó. Y sin poder contener el calor que ascendía desde sus entrañas,  volvió a llorar. Pero estas lágrimas eran distintas, eran lágrimas de rabia, de furia  contenida que gritaban ¡basta ya! Se prometió que Iban a ser las últimas.

— “Volverá cuando se le acabe el dinero”  ¡Maldito cabrón! No te voy a dar ese gusto.

Si quieres leer los capítulos anteriores, visita su página:
On 21:05:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios








MARÍA SERRALBA... Aceptó el reto y siguió la trama.

— ¿Alguien me puede explicar de qué va todos esto?
 
La voz grave de Luis no daba margen de error, estaba furibundo y con razón, "su chica" tenía una de sus manos posada relajadamente sobre el pecho húmedo y desnudo de su joven amante y eso le enfureció, aunque la visión de aquel instrumento en su otra mano, centelleante con cada latido del pulso de ella, le hizo mantener las distancias, limitándose solo a exteriorizar su ira con una sarta de improperios dirigidos a Valeria, como siempre solía hacer cuando algo que ella hacía, le sacaba de sus casillas.

—Tranquilízate Luis, no creo que sea para tanto –le indicó Javier, que con su tono de voz pausado intentaba a toda costa que la escena no tomara otros derroteros.
—¡Que me tranquilice, dices! Se puede saber qué pasa contigo, puta –le gritó a su mujer-. Acaso no tienes suficiente con los tíos que te tiras todas las noches que encima, me quieres robar el mío.
—Pero... Luis... yo...

 A Valeria la voz a penas le salía de la garganta, escuchaba la voz de su marido pero parecía que viniera de otro mundo, de esa parte de su subconsciente que hacía tiempo se había propuesto enmudecer.

—Luis, por favor, tranquilízate, Valeria solo creía…

Luis no dejó que Javier terminara la frase, levantándose de su posición, bordeó la cama y se dirigió hacia su mujer con los puños cerrados como si fuese un león a punto de saltar sobre su presa, su objetivo, asentarle una descomunal bofetada que le dejase marcado el rostro como en otras ocasiones, pero esta vez no llegó a ella, el cuerpo de Javier se interpuso en su camino impidiéndole hacer lo que tenía pensado.

—¡Basta ya!, creo que somos suficientemente adultos para ver las cosas como son, no te parece, Luis –le dijo a este mientras le sujetaba por los hombros.

La melosa forma de pronunciar el final de la frase, acompañada de una caricia en el rostro del hombre, sería suficiente para amansar a la bestia, pensó Javier, así que continuó con sus toqueteos en presencia de Valeria, ésta, sin embargo, luchaba por mantener la compostura y no salir de allí corriendo. Su rostro parecía un pétalo de lirio, suave, uniforme y pálido, muy pálido, tanto, que Javier, cuando la miró con cierto sentimiento de culpabilidad por tener que hacer aquellas escenas de amantes en presencia de ella, creyó que de un momento a otro su amiga se desplomaría sobre el frío y acristalado piso de gres, pero de pronto se la oyó hablar.

—Pero tú, precisamente tú, Javier, no lo entiendo.
—¡Aquí no hay nada que entender! –Despotricó Luis-. Por cierto, a qué santo llevas ese cuchillo contigo, ¿acaso querías matarme mientras estaba durmiendo?

La declaración del hombre acompañada con su mejor sonrisa de cinismo, estaba tan cerca de la realidad que dejó a Javier y a Valeria estupefactos, pero Javier, con más templanza que ella, salió al paso y le aclaró la situación.

—Valeria creía que había entrado algún ladrón a la habitación, por eso lo cogió, ¿verdad?, Valeria, ¿no es cierto que te asustaste al escuchar el ruido de la ducha?

La mirada insistente de Javier a su amiga para que ésta, aunque fuese con un simple asentamiento de cabeza, le corroborara lo que había dicho, no tuvo éxito, Valeria seguía sin poder mover ni un solo músculo de su cuerpo, y mucho menos, soltar el cuchillo, así que Javier, lentamente, aproximó su mano a la de ella y, con cautela, consiguió quitárselo para después arrojarlo lejos del escenario de la discusión.

JESÚS CORONADO... Aceptó el reto y siguió la trama.

Al dejar de sentir el frío metal, Valeria salió de su letargo. Javier no sólo se llevó el arma con la que pensaba acabar de raíz una relación de pesadilla, también le arrancó su determinación, la que le había costado tanto tiempo reunir para enfrentarse a su marido y zanjar de una vez el problema; se llevó la ilusión por iniciar una nueva vida después de años de soportar golpes y vejaciones imposibles de olvidar. Y lo más importante, el amor que sentía por él. Javier ya no era nada.

Su vida, en un instante, volvió a quedarse en los cimientos. El castillo de arena que había construido a su alrededor fue barrido de golpe por aquella ola gigantesca de cruda realidad.

Valeria miró sus manos desnudas y asintió con la cabeza. Estaban tan vacías como su corazón y su alma. Y sintiendo como algo se quebraba en su interior, reunió los restos de orgullo y determinación que le quedaban y los miró desafiante con una mezcla de decepción y orgullo. Y sin más, dio media vuelta desandando el camino recorrido con la intención de rebobinar hasta llegar a cero. "La vida continua", pensó. Pero a veces es tan difícil vivirla.

Si quieres leer los capítulos anteriores, visita su página:
On 20:38:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios




MARÍA SERRALBA... Aceptó el reto y siguió la trama.
 
Sintiendo todavía la acerada punzada en su dedo anular, recapacitó y se preguntó a sí misma: "sí él estaba allí, tumbado, ¿quién había accionado el grifo del cuarto de baño? El corazón inició un trote descompasado dentro de su pecho, aquella situación era la primera vez que se le ofrecía y no sabía como reaccionar ante ella, es más, ¿qué derecho tenía si ella acababa de hacer más de lo mismo?

Levantándose con sigilo del extremo de la cama para no despertar a su esposo, que todavía parecía dormir, Valeria anduvo en dirección al lugar de donde procedía el sonido del agua brotando sin freno. Unos instantes de titubeo fueron suficientes para retroceder sobre sus propios pasos. No quería afrontar la cruda realidad, su esposo tenía una amante, pero... ¿a ella que más le daba? Sus vidas siempre habían estado conectadas inexorablemente por un cordón umbilical repleto de conveniencias y dominado por el poder, pero aun así, el ser testigo de esa acción por parte de él, le dolía y mucho. Cierto, todavía lo amaba, en el fondo de su corazón aquellos gestos como el de las rosas la hacían ruborizarse de un infantil placer, hasta el extremo que anulaba todo el odio que sus acciones imprudentes le habían hecho atesorar en lo más profundo de su alma.

"Sé valiente y hazlo" -se dijo, así que sin más titubeos se acercó hasta la puerta del baño y la abrió de un solo movimiento. Para lo que encontró en su interior, definitivamente, no estaba preparada.

JESÚS CORONADO... Aceptó el reto y siguió la trama.

Le golpeó el vapor húmedo en el rostro, aún así, siguió notando el calor en las mejillas. No era por el rubor que le produjo la rosa. Le asaltaron las sensaciones, explotaban en su interior como lo hace el maiz en una olla puesta al fuego. El sentimiento de sorpresa daba paso al engañó, el engaño a la rabia, la rabia a la ira. Era como estar en el centro de un tiovivo viendolas pasar sin poder hacer nada. Pero al fin, pasados unos minutos en que ambos sólo se miraban sin saber que decir, terminó llegando el alivio. Valeria supo que el problema estaba resuelto. De un plumazo, Javier lo había hecho.

- ¿Qué haces aquí, Javier? - preguntó.
- Ayudarte, Valeria. Te dije que resolvería el problema. Te quiero demasiado para verte sufrir. No quiero que cometas una estupidez.
- Pero ¿liarte con él?
- Sí, era necesario. Supe de sus gustos y pensé que era lo mejor. Él nunca pensó en dejarte, prometió hacerte la vida imposible hasta acabar contigo o que tú, acabaras con él. Así que hice que se enamorara de mí. No fue difícil.

Valeria no daba crédito a todo lo que estaba pasando. Su mente se bloqueó en un momento. Dudas y preguntas empezaron a golpearla con fuerza, como el herrero golpea el hierro sobre el yunque. Sin ser consciente de sus movimientos su cuerpo retrocedió hasta tropezar con la cama. Cuando giró su cabeza, Luis estaba despierto. Miraba atónito la escena, fijando su vista de uno a otro sin parar. Aunque lo que más llamó su atención fue el enorme cuchillo que Valeria sostenía aún en su mano izquierda.

Si quieres leer los capítulos anteriores, visita su página:
On 20:23:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios





MARÍA SERRALBA... Aceptó el reto y siguió la trama.

Pero... ¿qué significaba todo aquello? Los pies descalzos de Valeria quedaron clavados en las frías losas del pavimento bajo el mismo marco de la puerta de su alcoba. La imagen que llegaba hasta sus retinas no se parecía en nada, a la que ella había elaborado en su mente y que le facilitaría el llevar a cabo la atrocidad que había estado fraguando desde que abandonara al desconocido, envuelto en fragancia de jazmines, tras su baño compartido. ¿Qué significaba todo aquello?, ¿a caso había sido alertado por alguien de su ausencia?, ¿por qué, después de tantos sinsabores, precisamente ese día le obsequiaba con una rosa? Miles de preguntas sin respuesta la atormentaban mientras su mano se aferraba con más fuerza al frío metal, su único cómplice, su salvación y también su perdición en este juego del amor.

JESÚS CORONADO... Aceptó el reto y siguió la trama.

Se acercó despacio. Desconcertada. Aquella rosa roja trajo a su mente viejos recuerdos. Recuerdos felices de otros tiempos en que ambos se demoraban entre las sabanas, jugando a descubrir cada rincón de sus pieles. Dando nombre a cada poro imperfecto; amándose hasta perder la noción del tiempo.

Se sentó al lado de aquella rosa roja que tanto la perturbaba. La tomó para aspirar ese aroma que tanto le gustaba, y aparecieron las dudas. Ya no estaba tan segura. La gente puede cambiar y ella en el fondo... aún sentía algo por él.

El ruido del grifo llamó su atención trayéndola de golpe al mundo real. El sobresalto hizo que una de las espinas se clavara en el dedo. Que idiota había sido. Apretó con fuerza sintiendo de nuevo el frío metal en la mano. Mientras, su mente, empezó a dibujar el final de la historia.

Si quieres leer los capítulos anteriores, visita su página:
On 20:13:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios





MARÍA SERRALBA- Eligió esta imagen y le dio vida...

Nadie la había visto entrar, tan solo, los rayos del sol filtrándose entre los tejidos suaves de las ventanas. Se sentía divina. Había pasado toda la noche con un perfecto desconocido, pero sabía que él ya no la olvidaría y que ella, era de su propiedad, si embargo, el que aguadaba en su alcoba ya se lo había advertido en otras ocasiones, siempre sería suya y de nadie más, hiciese lo que hiciese. ¿Cuánto tiempo tardaría en abandonarlo?, ¿porqué seguía atada a ese juego? Su carta truncada fue el decir un "sí quiero" sin amor. Final de la partida. La banca, siempre gana.

JESÚS CORONADO- Aceptó el reto y siguió la trama...

Miró a través del ventanal camino de la habitación. Se detuvo un momento. La puesta de Sol era una visión que siempre le traía recuerdos felices. Aunque por un momento fue consciente que hacía mucho tiempo que no guardaba ninguno. "Pero eso iba a cambiar", se dijo mientras sopesaba y disfrutaba del frío metal que portaba en su mano izquierda. Aquel bestia ya estaría inconsciente sobre la cama. Un poco de gasa en el vestido y la promesa del néctar prohibido habían sido suficiente para que bebiera sin rechistar. Y aunque podría haberse librado de aquel desecho de otra manera, no pudo resistir ver que se sentía mientras la vida de un ser despreciable escapaba por una garganta sesgada.


miércoles, 25 de diciembre de 2013

On 21:52:00 by MARÍA SERRALBA in
Estoy haciendo balance y recuerdo como si fuese ayer, allá por el mes de marzo del 2012, que en mi cabeza empezó a rondar una única idea, publicar una novela, así que moví una serie de resortes y poco a poco, me encontré en el camino con un grupo de personas todas ellas amantes de la cultura y de las artes, con un denominador común, el querer ayudarme en todo. Permitidme que os presente a cada una de ellas y el papel que desempeñaron en su día para que yo, una simple aprendiz de escritora, terminara haciendo realidad su sueño.
 
CARMEN PAYÁ
"A la sombra de tu piel"
(Asesoramiento cultural)
JOAQUÍN JUAN PENALVA
"A la sombra de tu piel"
(Prólogo y correcciones)





SANTIAGO AGUADO
"A la sombra de tu piel"
(Maquetación y diseño)


FRANCISCO AGUADO
"A la sombra de tu piel"
(Impresión)



CONCHY GOL
"A la sombra de tu piel"
(Modelo de portada)




PAOLO REMORIONI y ALEJANDRO SANTIAGO
"El Dios del faro"
(Editorial Nazarí)

ÁLVARO JESÚS GARCÍA
"El Dios del faro"
(Prólogo e inspiración)
EMILIO BIOTA MUÑOZ
"El Dios del faro"
(Modelo de portada)


VICTOR LÓPEZ
"El Dios del faro"
(Fotografía de portada)
LOS INCONDICIONALES
(los que SIEMPRE te echan una mano)
MARTA SORIA y NACHO FRANCÉS
ORGANIZACIÓN, EVENTOS Y TÉCNICA VISUAL

JOSÉ ÁNGEL GIMÉNEZ
PROYECTO MARÍA
ANA SALA
DIFUSIÓN REDES SOCIALES








ALEJANDRA FRANCÉS
CLUB DE FANS
CARMEN MÉNDEZ
COOR. PRESENTACIONES
Y PROTOCOLO
 




















 

FERNANDO NAVARRO
Catering presentaciones



AMIGOS DEL CAMINO
(los que SIEMPRE saben como facilitarte las cosas)

FINA ARACIL
"El Dios del faro"
Colaboraciones
MANOLO NAVARRO (poeta)
y MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ (guitarra)
"El Dios del faro"
Colaboraciones





MANOLI CUESTA
"A la sombra de tu piel"
Promociones
 
 
JUAN DAVID SANTIAGO
"El Dios del faro"
Sec. Gral. DIVERSITAT Alacant
  



martes, 24 de diciembre de 2013

On 16:38:00 by MARÍA SERRALBA in    Sin comentarios
¿Quién había dicho que podía empezar ya mis vacaciones navideñas?

Esta misma mañana, a las 12:45h. he estado en riguroso directo en la emisora de radio Onda Cero Alicante, concretamente en el programa magazine que conduce toda una profesional como lo es Lola Torrent, me refiero a "ALICANTE EN LA ONDA", y hemos aprovechado para hablar de mi libro, de RETO Emilio Biota Muñoz, de PROYECTO MARÍA y de muchas cosas más.

<Cuando al otro lado de los micros te encuentras a personas tan amables, simpáticas y comunicativas como Lola, la tarea de hablar para un público intangible se hace verdaderamente fácil>.

Gracias a los que han estado atentos al dial 106.5 FM, o los que lo han escuchado en directo en el streaming on-line que se ofrece en la siguiente dirección: http://www.ondacero.es/alicante/
ALICANTE EN LA ONDA con Lola Torrent



 
Y para todos aquellos que no han llegado a tiempo, os ofrezco el podcast con la emisión íntegra de la entrevista. (Iniciar audio en 00:22´:20´´)

Más audios en Onda Cero
 

lunes, 23 de diciembre de 2013

On 22:26:00 by MARÍA SERRALBA in ,    1 comentario
Hace unas semanas se ponía en contacto conmigo una buena amiga, Ana Sala, eso sí, un tanto nerviosa y excitada. Como el niño que va a desvelar a un adulto un gran secreto me dijo, que tenía a la vista un nuevo trabajo, un nuevo aliciente y un nuevo reto, el de redactora freelance de una de las web gay más importantes de España.

Al inicio de la conversación no me di cuenta de la conexión existente entre ella, dicha web y yo, hasta que con voz risueña -ya que fue a través del teléfono-, me dijo a bocajarro que su próximo artículo era yo, y más concretamente mi nueva novela EL DIOS DEL FARO.

Está claro que por los amigos uno hace lo que haga falta, pero lo cierto es que con Ana, poco, por no decir, nada tuve que hacer ya que esa misma noche ya me estaba enviando el borrador de lo que sería el artículo que os ofrezco a continuación y que ha salido publicado en el portal de la web D7 Colores.

Ni que decir tiene que este hecho me ha alegrado mucho y confío que sea el inicio de una larga trayectoria para mi amiga, no solo como entrevistadora, sino también como escritora que ya lo es. Si queréis leer más de Ana, enlazad a su blog.
¡GRACIAS POR TU LABOR Y POR HABER PENSADO EN MI PARA ESTE TRABAJO!

domingo, 22 de diciembre de 2013

On 21:54:00 by MARÍA SERRALBA in ,    Sin comentarios

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13Si tuviera que relataros como fue el acto de la presentación de EL DIOS DEL FARO en Alicante, tendría que emplear muchos calificativos tales como emotivo, entrañable, humano, familiar, cálido, emocionante... pero el que más caló en todo el mundo fue el de SOLIDARIO.

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13 
El aforo del Centro Imaginalia se encontraba lleno, no solo de amigos y conocidos, sino también de los miembros del club de lectura EL LIBRO DURMIENTE, de los de el taller de escritura creativa del mismo centro, y si eso fuera poco, de público anónimo que llegó procedente incluso, de otras localidades de la provincia. Con unas instalaciones maravillosas y el amable trato recibido por los integrantes de EL LIBRO DURMIENTE, estaba claro que todo iba a salir a la perfección, y así fue.
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

MARCOS RODES, coordinador cultural del Centro Imaginalia, fue el que nos dio la bienvenida y actuó como jefe de ceremonias.
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
Dando paso al turno de palabra, la primera fue SONIA ALEGRÍA POLO, Concejal de Coordinación de Áreas y Contratación, la autoridad competente con la que tuvimos la gran suerte de contar en este acto. En su discurso, Sonia tuvo palabras muy amables hacia mi persona y a mi labor, pero lo que más llegó al corazón del público, fue cuando habló de lo difícil que le podría resultar a ella, afrontar un hecho como el que afrontaban a diario la familia de Emilio en caso de que lo tuviera.
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
Su apoyo al colectivo Diversistat LGTBI lo centró en las diferencias sociales ante las que han de enfrentarse todavía estas personas en una sociedad que "supuestamente" ya estamos de vuelta de todo, y lo resumió con una cita de Albert Einsten -ya que ella es de ciencias y no de letras, según nos confesó-, donde dice: "Es más fácil desintegrar un átomo que un pre-concepto".
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
Un EMILIO BIOTA emocionado, agradecía el esfuerzo de su familia y sobre todo de su esposa, haciéndonos contener las lágrimas, a Dios gracias que no hubo que pasar a mayores ya que su hijo, Emilio, al darse cuenta de que su padre se ponía triste, se arrancó con unas graciosas palabras que a todos nos hizo sonreír.
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
Y como en todos mis actos, también en este hubo ese momento mágico donde tiene cabida la risa distendida y contagiosa, sobre todo si existe buena camaradería entre los ponentes. 
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13


El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
Y JUAN DAVID SANTIAGO, Secretario General de DIVERSITAT LGTBI Alicante, nos dejaba claro que la unidad familiar, ya sea homoparental, es una realidad que cada día se está dando más en España y por lo tanto hay que darle los mismos derechos que al resto, sobre todo en los tiempos que corremos.
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
Con respecto a mi intervención, creí que era más conveniente centrar el acto en la SOLIDARIDAD y por ello preferí hacer una exposición breve de mi labor literaria y dejar tiempo a las sorpresas que estaban preparadas, tanto para los niños Emilio y José Luis, como para sus padres.
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

Con mi slogan "PON A EMILIO EN TU ÁRBOL" hace unos meses se ponía en marcha una campaña navideña para la promoción de mi novela y al tiempo, ayudar a la familia Biota-Muñoz, pues bien, en esta presentación no solo tuvimos árbol de navidad, sino que también, quise que Emilio estuviese en "mi árbol" y para ello tuve que involucrar a dos buenos amigos, me refiero a FRANCISCO ESCUDERO "Paquito", de la directiva del Hércules C.F. y KARINA MATARREDONA, pintora ilicitana.
Con una expectación muy similar a la que se tiene ante la llegada de Papá Noel o S.S.M.M. los Reyes Magos de Oriente, "Paquito" subió al escenario y les hizo entrega a Emilio y a José Luis, los dos mellizos, de un equipamiento completo del Hércules C.F. compuesto por chándal, camisetas con su nombre en el dorsal y además, el equipamiento nuevo. Está de más decir que más de uno de los presentes sintió una envidia sana al ver la cara de alegría no solo de los niños, sino también de los padres y sobre todo, la cantidad de prendas que iban saliendo de la bolsa misteriosa que llevaba "Paquito".

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
Retrato de Emilio y portada de EL DIOS DEL FARO
obra de Karina Matarredona
Karina, por su parte, obsequió a los padres con un retrato bellísimo inspirado en la portada de mi novela, otra de las sorpresas que les teníamos reservadas a pesar de que esta pintora recientemente ya había expuesto en Elche, pero la existencia de este cuadro se mantuvo en secreto hasta última hora, aunque estuvo presente durante todo el acto oculto en un caballete junto al árbol de Navidad, de esa forma hacíamos realidad lo de "PON A EMILIO EN TU ÁRBOL".


Una vez finalizado el acto de presentación, Marcos Rodes informó a los presentes que al tiempo que se servía un vino de honor y un ágape, daría lugar el instante que tanto me gusta, es decir, el de las dedicatorias.

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13En resumen, todo un evento plagado del espíritu de la Navidad y todo, gracias a la solidaridad de los presente y el buen hacer de todos los que colaboraron en su puesta a punto.

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13




El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
José Luis no pudo evitar la tentación
de querer hablar él también por el micrófono
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

Gracias a todos por ayudar a que PROYECTO MARÍA continúe su labor; a que la familia BIOTA-MUÑOZ llegue algún día a ver su sueño hecho realidad y a que yo, pueda seguir avanzando en mi camino dentro del mundo literario.


*** DEDICATORIAS *** 
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13





El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13


El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13
El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13El Blog de María Serralba - Acto Presentación Alicante 20/12/13

LEITMOTIV DE MARÍA SERRALBA

«La fuerza inagotable que anida en mi interior, es la fuente de la que se nutre mi perseverancia por ver hecho realidad mi único deseo». ©María Serralba

CITAS CÉLEBRES
«Cuando la mente y el cuerpo están en perfecta sintonía, el ser humano es capaz de todo, y cuando esto no es así entonces... se puede esperar cualquier cosa de él» A la sombra de tu piel ©María Serralba
«En un mundo donde todo es sentimiento el sexo que tenga este carecerá de importancia». El Dios del faro ©María Serralba
«Todo el que se ensalza será humillado y el que se humille será ensalzado...» La estrella púrpura ©María Serralba
«Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro a mitad del camino». ©Sigmud Freud
«Sin los escritores, aun los actos más laudables son de un día» ©José Augusto Trinidad Martínez (Azorín)
«Un autor de historias fingidas escribe el libro que quiere leer y que no encuentra en ninguna parte» ©Augusto Roa Bastos
«Existe una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad o la energía atómica y es, la voluntad» © Albert Einstein